ENTREVISTA | POR GUSTAVO MENDOZA LEMUS

Francisco Mata Rosas Fotógrafo

El artista de la lente participa en el XI Encuentro de Fotografía. Mitos y realidades, que se celebra en el Centro de las Artes hasta este viernes.

“La educación visual se volverá más indispensable”

Francisco Mata Rosas.
Francisco Mata Rosas. (Especial)

Monterrey

Pensar la fotografía como una nueva forma de comunicarnos, donde en Facebook o Twitter es más fácil comentar un estado con una imagen que con caracteres.

Esta es la nueva realidad que vive la fotografía, donde ya no es sólo una imagen estática de la realidad sino que se involucra como un mecanismo de comunicación de masas.

El reconocido fotógrafo mexicano Francisco Mata Rosas imparte el taller Retrato Intervenido, y ofreció ayer la conferencia Iphonografía en la edición XI del Encuentro de Fotografía. Mitos y realidades, que se celebra en el Centro de las Artes hasta el viernes.

Momentos antes, ofreció una entrevista a MILENIO Monterrey donde habla de los cambios radicales que vive la fotografía actualmente gracias a los teléfonos inteligentes y las redes sociales.

¿Crees que quienes toman fotografías en celular deberían tener conocimientos básicos de composición de imagen?

No sé si educarse en ese sentido, porque sería encasillarnos a una sola forma de ver, me parece que algo de lo que se puede destacar en este momento tan interesante que estamos viviendo es que estamos viendo nuevas miradas, nuevas formas de construir la imagen, nuevas formas de generar contenido visual; si todo lo encasillamos con parámetros de composición que corresponden a otra realidad, probablemente sería un error.

Lo que sí creo que se debe saber, no sólo para quienes toman imágenes con celular sino para toda la sociedad, es que cada vez se va volver más indispensable la educación visual. Así como aprendemos a leer y a escribir desde muy niños, pronto tendremos que aprender, desde muy niños, educación visual, ¿por qué?, porque cada vez estamos más en contacto con la imagen, necesitamos de elementos para decodificar los discursos visuales, necesitamos de elementos para leer y construir la fotografía.

¿Qué pasa con el almacenamiento de las imágenes que la gente sube en la red, habría que buscar formas para que se preserven?

Regreso a lo mismo, ¿crees necesario almacenar todas esas imágenes? A la mejor para mí sí tiene un sentido, pero para el resto de la gente no, creo que no tiene ningún sentido almacenar todo lo que se fotografía.

Esa necesidad que nosotros tenemos de preservar la imagen es del siglo 20 y tiene que ver con concebir a la fotografía objetual pues lo que se preservaba son objetos: negativos, placas, daguerrotipos; en la actualidad esos parámetros están cambiando.

A los jóvenes cuando les planteo esta necesidad de preservar imágenes para el futuro casi siempre me contestan "para qué, si voy a seguir tomando fotos"; la fecha de caducidad, el uso de la imagen es probablemente distinto a los parámetros que nosotros tenemos, si te fijas la línea de tiempo en Facebook es corta, a nadie le interesa lo de ayer sino el presente.

Sin embargo, ahorita la fotografía está presente en el arte contemporáneo prácticamente en cualquier exposición vez una fotografía.

Por otro lado está el regreso de la película o de la fotografía análoga entre artistas y creadores, ¿con qué equipo realizas tu trabajo?

Yo trabajo con todo, en mis proyectos mezclo película de formato medio que utilizo mucho, cámaras de plástico también, tomo fotos con el iPhone, con cámara digital réflex, con cámaras panorámicas de negativo de 35 milímetros; para mí son herramientas y estas herramientas están supeditadas a cuál es la idea que quiero desarrollar, yo entiendo que para transmitir cierta idea me funciona más la herramienta uno que la dos.

En ese sentido creo que no es por ahí el asunto, creo que cuando hablamos de analógico o digital no tenemos que hablar de soportes de captura sino de estructuras de pensamiento, pensar analógicamente es pensar en la fotografía del siglo pasado y digital es que lo podemos transformar y podemos y construir una realidad.

Muchos fotógrafos hoy trabajan con película o con procesos del siglo XIX, pero con una estructura de pensamiento digital, y millones de personas trabajan con aparatos digitales pero con una estructura de pensamiento analógico.