La editorial Porrúa apuesta a futuro por el público infantil

El sello librero ofrece una amplia variedad para los menores en la FIL de Monterrey.
Georgina Abud Pérez, gerente de Mercadotecnia de Porrúa.
Georgina Abud Pérez, gerente de Mercadotecnia de Porrúa. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Para la centenaria editorial Porrúa, el público infantil es un caso tan serio, que significa una apuesta determinante al futuro.

Si el debate se centra en la cantidad-pobre o no- de lectores en México, para Porrúa las energías se enfocan en quienes sí leen, y el nicho de la lectura infantil es sin duda una de las grandes apuestas, según directivos de este sello librero.

No por nada el Concurso Nacional de Cuento Infantil va por su segunda edición, de donde han salido gratas sorpresas para la colección Gusano de Luz que se especializa en el público infantil.

Georgina Abud Pérez, gerente de Mercadotecnia de la editorial Porrúa, resaltó que su presencia en la Feria Internacional del Libro de Monterrey 2013 destaca por la oferta dedicada a este sector.

"A los niños los invitamos porque ellos son la semilla, que si bien es una frase trillada, sabemos que ellos son la semilla pues todo lo que queramos para esta sociedad es a través de ellos", destacó la directiva.

Un ejemplo es la versión del clásico de Antoine de Saint Exupéry dentro de la colección Gusano de Luz, editado en su versión de inglés o español, y cuenta con ilustraciones de Gabriel Gedovius.

Uno de los principios al adentrarse al público infantil debe ser el respeto por sus historias, pues es falso creer que la literatura para niños puede ser "ligera" o "falto de contenido".

"Para nosotros es una gran responsabilidad, no nos lo tomamos a la ligera pues si buscamos las revisiones de los pedagogos, que deshojemos todos los contenidos de nuestros títulos", refirió Abud Pérez. Si bien el público infantil es una buena apuesta para el mercado, por ahora esta situación se enfoca principalmente al libro impreso, sin embargo poco a poco varían los porcentajes sobre la llegada del formato digital a este sector de lectores.

El precio único

A casi cinco años de aprobarse la Ley del Precio Único del libro, pocos efectos positivos ha tenido.

Recientemente la Suprema Corte de Justicia negó un amparo a la librería Porrúa contra esta regulación.

Georgina Abud Pérez dice que "hay quienes no lo respetan", además de que se interpreta que el tope al costo del libro es hacia lo máximo y no hacia lo mínimo.

"El año pasado que estuvimos con lo del Buen Fin fue caótico porque te complica muchísimo manejar tus descuentos. Te limita, cuando la verdad lo que quieres es ofrecer más por menos".