Tras acuerdo de derribo, Crepúsculo sigue en pie

En octubre del año pasado, luego de un convenio con el Ayuntamiento de SP, los propietarios del inmueble demolerían 9 de sus 12 apartamentos, pero nada ha ocurrido desde entonces.
En junio de 2014, los dueños desistieron de entregar al municipio poco más de 1 mdp para regularizar el complejo habitacional.
En junio de 2014, los dueños desistieron de entregar al municipio poco más de 1 mdp para regularizar el complejo habitacional. (Syndy García)

San Pedro Garza García

El anuncio de las autoridades de San Pedro Garza García el pasado 3 de septiembre fue tajante. La Secretaría de Desarrollo Sustentable pidió a los dueños del edificio Crepúsculo presentar un plan de demolición del complejo de departamentos ilegales en los cinco días posteriores.

Aunque al límite del plazo, los desarrolladores del edificio ubicado en la colonia Lázaro Garza Ayala se acercaron a la administración municipal para negociar, poco después el propio alcalde Ugo Ruiz Cortés confirmó que se estaba en planes para demoler una parte del complejo irregular.

Pese a las presuntas negociaciones entre la administración y los dueños del complejo, a más de cuatro meses del plazo establecido, el desarrollo multifamiliar permanece íntegro.

Un recorrido realizado este jueves por MILENIO Monterrey confirmó que los 12 departamentos que se edificaron ilegalmente en una zona habitacional siguen sin modificaciones, aún y cuando el edil Ugo Ruiz manifestó que en noviembre se haría un cambio de lineamientos en los predios, el cual sería necesario para arrancar la demolición.

Durante la visita, se logró observar que fuera de algunos de los departamentos aparecen letreros de renta, mientras que otros aparentemente se encuentran deshabitados.

Según informes de las autoridades municipales, tanto Jorge Eduardo Guerra Salvadores como Florinda Salvadores de Guerra, supuestos propietarios del edificio, se habían inscrito en la Mesa de Justicia, una organización de ciudadanos y especialistas que tomaría acuerdos para mitigar la ilegalidad a cambio de una aportación económica vía donación.

Aunque la Mesa de la Justicia determinó entregar a la administración un millón 425 mil 600 pesos por una aparente buena voluntad de remediar la construcción y regularizar los departamentos, finalmente el 9 de junio de 2014 se desistió del acuerdo.

Tras negarse a pagar la aportación dictada por el consejo de la Mesa de Justicia, el 3 de septiembre de 2014 la Secretaría de Desarrollo Sustentable notificó una orden de demolición.

De acuerdo a reportes de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, los dueños de los departamentos ubicados en la calle Manuel Vargas Ayala sin número, en el cruce con Francisco Siller y Alberto Siller, modificaron el proyecto autorizado para una casa habitación unifamiliar, al construir 12 departamentos con una superficie de 920.90 metros cuadrados de construcción, desarrollado en tres niveles y habilitando cuatro departamentos por nivel, además de un sótano con capacidad de sólo ocho cajones de estacionamiento.

De los 12 departamentos que existen actualmente, los desarrolladores de Crepúsculo se habían comprometido a derribar 9 de ellos.

Basura en multifamiliares

Desde el pasado 19 de enero, integrantes de la Comisión Mixta de Colonias de San Pedro (Commix) enviaron un mensaje a través de redes sociales en las que alertaban de problemas en basureros de complejos familiares.

Como ejemplo, subieron una fotografía a Facebook en donde advertían que al menos en la Torre Pedregal, con un 30 por ciento de su ocupación, tenían contenedores con desechos desbordados.

Aunque ese día un vecino del sector, conocido como Roberto Berlanga aseguró que había basura debido a que al complejo multifamiliar se estaba cambiando una persona, el hecho volvió a repetirse este jueves.

Si bien cerca de las 11:00 de ayer pasó por el lugar un camión de recolección de basura por el sector, frente a la Torre Pedregal se volvieron a encontrar desechos desbordados en el contenedor.

Detalles

-Se confirmó con un recorrido que los 12 departamentos edificados ilegalmente siguen sin modificaciones, aún y cuando las autoridades habían dicho que habría un cambio de lineamientos en los predios, el cual sería necesario para iniciar la demolición.

-Aunque al límite del plazo, los desarrolladores del edificio sampetrino se acercaron a la administración municipal para negociar, poco después el alcalde Ugo Ruiz Cortés confirmó que había planes para demoler una parte del sitio.