“La economía mexicana no tiene motor interno”

Arturo Huerta González, Premio Nacional de Economía, indica que la captación tributaria se halla en función del ingreso nacional y al no crecer tiene implicaciones económicas negativas.
El desempleo es un problema.
El desempleo es un problema. (Guillermo Perea/Cuartoscuro)

Monterrey

Mientras el Gobierno Federal mantiene expectativas económicas de crecimiento de 3.9 por ciento en 2014, Arturo Huerta González, Premio Nacional de Economía, argumenta que no hay factores para sustentarlo debido a que en el primer trimestre del año la captación tributaria ha disminuido.

La captación tributaria, dijo, se halla en función del ingreso nacional y al no crecer tiene implicaciones económicas negativas.

"La economía mexicana no tiene motor interno de crecimiento, ni externo", expresó, "no hay motor interno porque está la fuerte caída de los salarios reales del país".

"Están los problemas de desempleo y subempleo que el gobierno ha venido manteniendo, está la política macroeconómica de estabilidad que nos dicen que hay las condiciones necesarias, pero no hay crecimiento alguno", expuso.

El año pasado la economía creció sólo 1.06 por ciento, señaló, y la tendencia para los primeros del 2014 va en el mismo sentido.

"El primer trimestre efectivamente sigue en esta tendencia de nulo o bajo crecimiento, ya diversos analistas del sector privado están haciendo proyecciones para 2014 hacia la baja", refirió.

Las proyecciones también las va a modificar el Banco de México, dijo, entre dos y tres por ciento para el presente año. Para que haya crecimiento, mencionó, tendrían que repuntar las exportaciones, incrementar las exportaciones y el mercado interno.

"El mercado interno está en función no solamente del gasto público, sino también del empleo, del incremento del ingreso de las familias, por lo que con esta política no hay viabilidad de que aumente la inversión y el consumo del sector privado", detalló Huerta González.

Una de las apuestas del gobierno son las reformas estructurales, sin embargo, a decir del especialista en materia financiera, México se encuentra "hasta el tope" de nuevas reglas que no se traducen en crecimiento.

"No es a través de las reformas estructurales que México va a crecer porque en esas reformas hemos estado en décadas", dijo.