Buscan involucrar a médicos para concientizar a familias

El Colegio Mexicano de Medicina Crítica destaca que especialistas deben participar para incrementar las cifras positivas en el tema.
El 80% de las donaciones se da en las áreas de cuidados intensivos.
El 80% de las donaciones se da en las áreas de cuidados intensivos. (Enrique Ordóñez/Cuartoscuro)

Monterrey

A través de la inclusión de más médicos intensivistas como coordinadores de donación, el Colegio Mexicano de Medicina Crítica busca incrementar el número de donaciones altruistas.

María del Rosario Múñoz explicó que uno de los éxitos del modelo español, que cuenta con 40 donaciones por millón de pacientes, es justamente el involucramiento de los médicos en el proceso.

Dijo que son las unidades de cuidados intensivos donde se da 80 por ciento de las donaciones, por lo que es necesario tener personal capacitado justo en ese sitio.

"Hemos identificado las áreas de oportunidad en el proceso de donación en las áreas de cuidados intensivos, y estamos trabajando en un proyecto que se llama Declaración de Puerto Vallarta, y señalamos que es necesario incrementar el número de coordinadores de donación en cuanto a médicos especialistas de cuidado crítico", señaló.

Por ello, el Colegio Mexicano de Medicina Crítica llevará a cabo una serie de conferencias en relación a lo que es la donación y el transplante de órganos, enfocado a la parte del convencimiento de los familiares.

Muñoz explicó que en México se tienen entre 3.8 y 4 donaciones por millón de habitantes, un número muy por debajo del primer lugar, que es España, con 35 donaciones por millón de personas.

Agregó que en este proceso están involucrados tanto médicos, como psicólogos y trabajadores sociales en su trato con la familia, pero hasta el momento ha faltado el acompañamiento de quienes en un momento dado realizarían el procedimiento, es decir, los médicos.

"Se debe actuar con familia del posible donador, interactuar con ellos y si no se tienen las habilidades, además de los conocimientos para ello, el proceso no se completa, no se lleva a cabo de forma exitosa", dice.

En Nuevo León por lo general sólo hay un coordinador de donación por cada hospital que realiza este tipo de prácticas y el 85 por ciento de este personal no es médico, por lo que consideró que es necesario darle más especialización a la figura.

Las personas que realizan esta labor fueron capacitadas por el Centro Nacional de Transplantes (Cenatra) y la UNAM.

"Es más fácil para la familia del potencial donante que un médico especialista se acerque y le señale las condiciones de salud de su familia y las posibilidades que tiene de sobrevivir o no.

"Es parte del modelo español y una de las principales claves de su éxito es precisamente el número de coordinadores de donación de origen intensivista que ellos tienen", dijo.

El Colegio Mexicano de Medicina Crítica invita a su ciclo de conferencias que se llevará a cabo del 24 al 26 de julio en el auditorio de Emergencias del Hospital San José, con ponentes nacionales e internacionales.

"Para que un programa de donación de un país logre los resultados esperados se requiere de un trabajo en conjunto, no solo los médicos, es el familiar el que tiene la parte preponderante y a él nos tenemos que enfocar", puntualizó.

TRAD;ms�mraBI ��ge:ES'>

Por último, se tienen que presentar donante y donador ante un notario público y dejar claras sus intenciones por medio de un contrato.

Según cifras del Cenatra, Nuevo León es la quinta entidad a nivel nacional en cuanto a la donación en vida, con 67 pacientes en 2013.

Las instituciones de salud en el estado otorgan la credencial de donador. Cuando la persona en mayor de edad puede acudir a la Coordinación de Trasplantes de la Secretaría de Salud.

También al hospital Metropolitano, al Universitario, al regional del Issste o a la Clínica Sección 50.

Además, las unidades de medicina 21, 25, 34 y 33 del Seguro Social también proveen esta credencial.

Hospitales privados como el San José Tec de Monterrey, OCA, Christus Muguerza, Santa Cecilia, La Carlota y la Clínica Vitro también cuentan con este servicio.

En el caso de los menores de edad, se requiere autorización de los padres.