ENTREVISTA | POR GUSTAVO MENDOZA LEMUS

Sofía Macías Periodista

La autora, quien acaba de publicar un nuevo tomo de "Pequeño cerdo capitalista" dedicado a las inversiones, ofrece algunos consejos para mejorar las finanzas personales.

En dinero “tendemos mucho a eso de ‘hasta que no tenga el agua en el cuello’”

“Entre más ganas más gastas (…) la verdad es que llegará el momento en que no se tenga nada”.
“Entre más ganas más gastas (…) la verdad es que llegará el momento en que no se tenga nada”. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Guardar silencio cuando se trata de dinero no es lo mejor. Lo dice una joven periodista en temas de economía, quien se preocupa porque más gente sepa qué hacer con su dinero y tener finanzas lo más sanas posibles.

"Hay que hablar más del dinero y cómo se invierte", comenta Sofía Macías, quien tomó protagonismo en las letras mexicanas por su Pequeño cerdo capitalista (Editorial Aguilar).

La periodista, quien recientemente publicó un segundo tomo dedicado al tema de las inversiones, señala que a su correo electrónico y blog llegan muchas preguntas de lectores que están preocupados por temas de deuda.

Es un problema, advierte la especialista, porque mucha gente está solicitando créditos para pagar una deuda anterior. Por ello resalta de la necesidad por difundir educación financiera en todos los integrantes del hogar, incluso en los niños.

¿En qué sería recomendable invertir ahora?

No hay una sola cosa sino varias en las que sería recomendable invertir, pero es importante que la gente aprenda a invertir de acuerdo a su perfil, a sus metas. Se debe saber qué quieres hacer con tu dinero, ¿lo quieres invertir en algo de poco riego o de menos riegos?, porque aquí el riesgo va de la mano con las ganancias.

¿Y cómo está la situación económica para invertir?

La economía ha caído fuertemente en los últimos trimestres, para muchos es irónico porque mientras Estados Unidos ahí va medio saliendo nosotros seguimos mal, pero sí es un momento en que la gente debe tener cuidado con sus finanzas, en el sentido de hacer mejor un colchoncito por si llega a haber un tema más complicado con la economía.

Hay un tema bastante fuerte en el subejercicio del gasto público, y pues habrá que medir cual es e impacto de las reformas para este año nuevo.

El género de negocios dentro del periodismo se considera como uno de los más nobles, al tener contacto directo con la gente y sus problemas financieros.

Afortunadamente se están abriendo espacios para finanzas personales, que es la forma menos agresiva de entrar al periodismo de negocios, porque ahí hablas de situaciones de tu cartera, pues empiezas por entender cosas muy básicas y poco a poco te vas especializando.

Creo que el periodismo financiero está creciendo muchísimo y te digo ya el tema de finanzas personales se está volviendo más una sección en los periódicos. Lo que sí es que falta mucha profesionalización, tenemos la obligación de informarnos más para no desinformar con lo que escribimos.

En tu experiencia, ¿qué tanto le interesa al mexicano educarse sobre sus finanzas?

Si tendemos mucho a eso de hasta que no tenga el agua en el cuello no le ponemos atención al tiempo. Los principales correos que me llegan son por problemas de deuda. Afortunadamente los más chavos, los de 25 años para abajo, me están preguntando mucho por ahorro e inversión y eso es una buena noticia.

¿En dónde adquirir educación que nos ayude con nuestras finanzas?

En términos generales lo que se ha estudiado es que las influencias más fuertes son la familia y la escuela, creo que la mejor forma de adquirir una buena educación financiera es que todos pudiéramos hablar de esos temas de manera cotidiana y más abiertamente. Y sí, ahora por el momento tendrías que ser autodidacta aunque esto va cambiar porque México, a partir de 2015, entró a un nuevo módulo de la prueba PISA que tiene que ver sobre educación financiera, que ya lo llevan Chile y Brasil y es una prueba para niños de 15 años; entonces si la educación financiera la obtienes en la universidad pues ya llegaste un poco tarde, creo que esto se podría ver desde la secundaria, incluso es un tema que se podría hablar con los niños, por ejemplo explicándoles cómo ahorrar con su domingo.

Es muy curioso lo que sucede con los futbolistas, por ejemplo, quienes ganan una fortuna pero cuando se retiran no les queda ni un peso.

Hay varios estudios sobre esa situación, de los deportistas de alto rendimiento y cómo se afectan su finanzas. Por ejemplo pueden tener una vida productiva de 10 años pero muchos de ellos se acaban sus fortunas en cinco años, porque es igual que todas las personas: entre más ganas más gastas, y a la mejor ahorita estás en el pico de tu vida laboral y no sabemos ir separando poquito para tus metas futuras, la verdad es que llegará el momento en que no se tenga nada.