El día en que el power metal atacó Monterrey

Helloween y Gamma Ray unidos en una gira que representa el origen de este subgenero del metal, hicieron vibrar a los miles de regiomontanos la noche de este jueves.

Monterrey

El tour de los padres del power metal alemán reunió a dos grandes bandas en Monterrey: Helloween y Gamma Ray, por lo cual, los regiomontanos tuvieron la oportunidad de ver en el mismo escenario a la actual alineación de los intérpretes de I want Out y a su vocalista original Kai Hansen, con el grupo que reclutó después de su salida de Helloween.

La ante sala estaba preparada, la banda cuya trayectoria inició a finales de los ochentas, Gamma Ray, entró en acción para empezar a calentar los ánimos de las más de mil 600 personas que asistieron al Escena, interpretando temas como, Dethrone Tyranny, Master of Confusion, To the Metal y un sorpresivo tributo a Helloween con la canción, Future World.

Aunque son originarios de Alemania dominan muy bien el inglés y un poco el español, por lo que aprovechaban el inter de las canciones para dirigir algunas palabras a su público en el idioma de la casa. Kai Hansen, vocalista de la banda, anunció desde el escenario que muy pronto lanzarían un nuevo álbum, cuya cinta sobrevivió al reciente incendio que consumió sus estudios de grabación.

Después de recibir la ovación del público, Gamma Ray cerró su presentación con la canción Send Me a Sign para dar paso a sus colegas de Helloween, en el sitio se podía sentir como la temperatura del recinto aumentaba, en cuestión de minutos se asomaba por una de las orillas del escenario, Michael Weikath, dueño de los acordes de Walls Of Jericho, tema con el que fondearon su gran entrada, haciendo explotar los ánimos de la gente que tanto esperaba este momento de la noche.

Enseguida, el resto de la banda, Markus Grosskopf, en el bajo, Sascha Gerstner, en la guitarra, Dani Löble en la batería y al frente Andi Deris, con su potente voz, irrumpieron el silencio con Eagle fly free, el primer éxito de la noche.

Las voces no dejaban de corear todas las canciones, no hubo una que los mantuviera quietos, los pumpkin heads de Monterrey demostraron de qué están hechos y la banda pudo apreciarlo, sintiéndose agradecidos por las muestras de cariño de los regiomontanos, pues los que estaban más cerca tuvieron la oportunidad de entregarles una bandera de México que el vocalista tomó para levantarla y decir "Gracias Monterrey".

Durante el concierto se vivió de todo, la emoción y el acaloramiento provocaron que unos cuantos hasta perdieran el conocimiento, sin pasar a graves términos, mientras los precursores de uno de los subgéneros más virtuosos del metal interpretaban temas como Im alive y Power, haciendo girar las melenas de hombres y mujeres que desquitaron todo el estrés de la semana en el concierto.

Una de las asistentes aprovechó también la cercanía del escenario para lanzarle un par de rosas a la banda, acto seguido, el imponente Markus Grosskopf, tomó una del suelo y la insertó en el mástil de su bajo como un detalle para la fan.

La lista de canciones dio la oportunidad de revivir tanto los viejos temas de la banda, como su más reciente producción, Straight Out of Hell, además de la pregunta rigurosa Are you Metal?, y Dr. Stein sin faltar un potente solo de batería del incansable Dani Löble, acompañado de luces y explosiones que complementaban su proeza.

Para cerrar con broche de oro, ambas bandas, Gamma Ray y Helloween, entregaron todo para interpretar I want Out, dejando a sus seguidores más que satisfechos con los virtuosos acordes que hicieron sacudir sus cabezas, en una noche que jamás saldrá de su memoria.