Estado no puede con más deuda: experto

Condición actual de la entidad se debe a los gastos de las autoridades, señala economista.

Monterrey

El incremento del 21 por ciento de la deuda estatal de Nuevo León responde a la situación que se vive en la entidad y a los gastos hechos por las autoridades, principalmente en la Red Estatal de Autopistas (REA), aseguró el economista Marco Antonio Pérez Valtier.

Es entendible que se haya dado tal incremento, pero esta situación sólo demuestra que el endeudamiento del estado seguirá creciendo y debe ser atendido por el futuro gobernador que estará en el poder el próximo año.

Nuevo León, dijo, no puede seguir endeudándose como lo ha hecho en los últimos años y será necesario que la siguiente administración empiece a racionalizar el gasto corriente. Habrá poca posibilidad de colocar más deuda.

"Van a tener que entrar en un programa de racionalización, porque ahorita con los niveles que se tienen no hay muchas probabilidades de que esto pueda seguir creciendo. Tendrían que hacer un programa de racionalización", consideró el especialista perteneciente a la firma Pérez Góngora y Asociados.

Al cierre del mes de marzo, la deuda pública de Nuevo León aumentó un 21 por ciento; según la información publicada en el Periódico Oficial del Estado, la deuda de largo plazo de la entidad asciende a 31 mil 122 millones 492 mil 384 pesos.

A esto se le suman los adeudos a corto plazo con la banca comercial, que son de 823 millones 500 mil pesos.

Asimismo, debe tenerse en cuenta que este año se llevan a cabo comicios y habrá un cambio de gobernador, el cual debe considerar si continúa contratando deuda adicional. Y la solución, a decir del economista, no es la reestructuración de la deuda, como lo han manejado algunos candidatos a la gubernatura.

"Ya se reestructuró en el 2013; ya hubo una reestructuración muy importante y por ahí no es. O no sé qué entiendan ellos por reestructurar, a menos que estén pensando en otra cosa. Se acaba de reestructurar en el 2013 y se mandó a 30 años", recordó Pérez Valtier.