Municipios enfrentan una pesada carga financiera gracias a la deuda

Urge a que las administraciones locales pongan un freno a esta situación.
Hacienda señala que Monterrey es la localidad más endeudada.
Hacienda señala que Monterrey es la localidad más endeudada. (Archivo)

Monterrey

Mientras candidatos a la gubernatura y las alcaldías hacen promesas todos los días de campaña, pocos reparan en una realidad: el estado y los municipios enfrentan una pesada carga financiera gracias a la deuda.

Cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público advierten que al 31 de diciembre del 2014, el monto total de la deuda del gobierno estatal, los organismos descentralizados y los 51 ayuntamientos asciende a 61 mil 179 millones 610 mil pesos.

Esta se compone de 56 mil 086 millones 910 mil 8 pesos de los pasivos de corto y largo plazo de la administración estatal, además de los compromisos de Agua y Drenaje, el Instituto de Control Vehicular y la Red Estatal de Autopistas.

Los restantes 5 mil 92 millones 700 mil pesos corresponde a una veintena de municipios que enfrentan el pago de créditos, principalmente los del área metropolitana.

Para Flavia Rodriguez, especialista de la firma Aregional, esto representa una deuda bastante elevada, por lo que urgió a que las administraciones locales pongan un freno a esta situación.

Manifestó que a fin de que estos números no continúen al alza, quienes queden al mando del estado deberán contar con una buena estrategia de administración.

Hacienda pone de manifiesto que Monterrey es el municipio más endeudado con 2 mil 107.2 millones de pesos, seguida de San Nicolás de los Garza con 900.4 millones de pesos, Guadalupe con 603.2 millones de pesos y San Pedro Garza García con 354 millones de pesos.

Para quienes lleguen a ocupar alguna alcaldía metropolitana, Flavia Rodriguez apuntó que si no quieren continuar endeudando sus municipios, deberán de evitar realizar obras extraordinarias.

"Que mantengan el saneamiento de las finanzas y no quieran venir a hacer obras extra ordinarias y todo lo demás porque obviamente va a traer deuda. Más vale que hagan pequeñas obras con sus ingresos, con ayuda de la Federación y que se mantenga en esos planes", declaró la especialista en el tema.

El lastre

La muestra más evidente del pesado lastre que heredarán quienes ganen las elecciones del 7 de junio es la relación de participaciones federales comprometidas con la deuda.

El balance presentado en el portal oficial de la Secretaría de Hacienda revela que, en Nuevo León, existen municipios que ni siquiera ven de cerca el recurso que envía el Gobierno Federal, ya que el 100 por ciento se encuentra empeñado para respaldar sus solicitudes de financiamiento.

La realidad de las alcaldías metropolitanas es la siguiente: Cadereyta, Guadalupe y Santiago tienen comprometido el 100 por ciento de sus participaciones federales. García el 97 por ciento, Santa Catarina un 76.2 por ciento, Monterrey el 75.4 por ciento y Apodaca 70 por ciento.

El listado continúa con San Nicolás de los Garza, que tiene el 66 por ciento de sus participaciones, San Pedro Garza García un 45.1 por ciento, Juárez el 40 por ciento y Escobedo el 36.2 por ciento.

Esta condición se da a pesar de que la queja recurrente de los municipios es la falta de recursos y apoyos del estado y federación para concretar obras y proyectos.

Lo que sorprende es que incluso fuera del área metropolitana existen municipios que tienen comprometidas el 100 por ciento de sus participaciones. El portal de Hacienda exhibe en esta condición a las administraciones de Abasolo, General Bravo, Los Ramones, Montemorelos y Salinas Victoria.

Esto comprueba que la dificultad para gobernar con apretado margen financiero no será privativo de los alcaldes metropolitanos. De hecho, los rurales enfrentan carencias más severas, pues sus recaudaciones son menores dada la cantidad de población.

Así, por donde se le mire, el panorama luce cuesta arriba para las próximas administraciones, cuyo reto será hacer más, sin prácticamente dinero en las arcas.