“No voy a detenerme en la investigación de recursos públicos para La Casita”

La diputada panista Blanca Lilia Sandoval, señaló que no tiene problema con la diversidad sexual, pero sí revisará el dinero que se le otorga a Acodemis.
La legisladora albiazul.
La legisladora albiazul. (Reynaldo Ochoa)

Monterrey

No soy homofóbica y el problema no es con la comunidad gay", fue la frase con la que la diputada local Blanca Lilia Sandoval quiere poner punto final a la polémica desatada por sus declaraciones del lunes, cuando tachó a la asociación Acodemis de ser un prostíbulo de noche.

En entrevista para MILENIO Monterrey, la legisladora panista señaló que no detendrá su investigación, porque sospecha de un mal uso de recursos públicos de esta asociación civil, que de día busca prevenir el síndrome de inmunodeficiencia adquirida y de noche favorece su contagio.

Después de esta semana de dimes y diretes, ¿cuál es la postura de la diputada Blanca Lilia Sandoval?

"Desde un inicio les dije que yo no voy a detenerme en la investigación del uso de recursos públicos, que es lo que a mí me llama la atención, todo mundo conoce que mi postura a la comunidad lésbico-gay es de respeto, y yo no tengo problemas con ellos.

"Lo que me llama la atención es que, ahora sé que son dos asociaciones, Acodemis y Acovide, tienen misma dirección, que de día previenen el contagio de SIDA y que hacen programas y presentan proyectos ante la Secretaría de Salud, y de noche mandan publicidad para un lugar que se llama La Casita, que casualmente tiene horarios nocturnos, donde promueven tener sexo hombre con hombre y trabajadores sexuales".

Ellos señalan que no es prostíbulo porque no se cobra y que en el cuarto oscuro promueven el sexo seguro con condón.

"La publicidad que es lo que a mí me llama la atención, en donde se utiliza recursos públicos estatales y federales, y que realmente el dinero está siendo utilizado para dos causas, para promocionar este lugar y para prevenir el sida.

"Cada quien quiere hacer los encuentros sexuales que quiera, a mí lo que me vuelve a llamar la atención es que es la misma dirección de las dos asociaciones civiles, es lo que no me queda claro.

"Apagas el foco y dicen 'usas el condón porque tú te quieres', pero como voy a saber si la otra persona usa el condón o no lo utiliza, a mí no me cuadra eso".

En cuanto a la publicidad explícita que usan, ¿hay parámetros que se los impidan?

"Claro que sí, hablan acerca de cómo debe ser la publicidad, ahí habla exactamente que la publicad debe ser educativa, informativa, preventiva, no incitar, y la publicidad que yo tengo incita al sexo, y no es que sea malo el sexo, no es una etapa moralista, pero el recurso público, si ellos pusieran La Casita en otra dirección, con uso de suelo, adelante, por mí no hay ningún problema".

¿Realizarán una visita a La Casita o en que terminará el tema?

"Sí vamos a ir, una cosa es que yo respete la comunidad lésbico-gay y otra cosa es que utilicen recusos públicos para promocionar ese tipo de negocios, porque para mí eso es un negocio".

La visita se realizará la próxima semana, luego de que este jueves la legisladora sostuvo una reunión con el activista de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero e Intersexual (LGBTTTI), Mario Rodríguez Platas, para tratar este tema.

Sandoval informó que la próxima semana buscarán una reunión con el dueño del lugar, el activista Abel Quiroga, a quien además cuestionarán si los condones que se otorgan tras pagar 100 pesos por ingresar a La Casita son los mismos que entrega gratuitamente el sector Salud.