"Descarrilan" en votación al equipo de Margarita

Panistas rechazan dar su voto a Irasema Arriaga, Elizabeth Rosas y Sergio Cavazos, todos posiciones de Arellanes hacia la contienda.

Monterrey

Además de las candidaturas a los municipios de Monterrey, San Pedro, Santa Catarina y San Nicolás, la jornada de votación del PAN de Nuevo León de este domingo arrojó una tendencia en la militancia: el rechazo a los colaboradores más cercanos de Margarita Arellanes Cervantes.

Al cierre del proceso de votación se había confirmado la derrota del regidor Sergio Cavazos y de la secretaria de Desarrollo Humano y Social de Monterrey, Elizabeth Rosas, en su intento por ser candidatos a una diputación local por los distritos V y VII, respectivamente.

En tanto, aun estaba por confirmarse la derrota de la síndica Irasema Arriaga en el distrito III, aunque la Comisión Organizadora Electoral retrasaba el cómputo de una de las actas.

Los tres, junto con Sandra Pámanes y Marcos Mendoza, que ganaron como precandidatos únicos la postulación para los distritos I y VIII, representaban las posiciones de la precandidata a la gubernatura dentro de las negociaciones de la llamada Mesa Nuevo León.

Sin embargo, la operación de otros panistas que no estuvieron dentro de la negociación fue evidente: hacia el centro de la capital del estado, en el distrito V, Marco Antonio Martínez, ex regidor de Monterrey con Fernando Larrazábal venció por 28 votos a Cavazos.

En esta votación que se emitió en el Comité Directivo Municipal de Monterrey, los números quedaron en 292 a 201, en favor de Martínez.

Por su parte, la ex secretaria de Desarrollo Humano y Social, Elizabeth Rosas, una de la más cercanas a Arellanes, se quedó solo a 9 votos de la victoria, pues se impuso Karina Barrón, cercana de Miguel Ángel García.

Barrón obtuvo 255 votos frente a los 246 votos que recibió Rosas en la contienda.

Esta diferencia mínima provocó conflictos con los representantes de Rosas, quienes se negaron a firmar las actas y anunciaron que impugnarían la elección.

Hasta el cierre de esta edición la Comisión Organizadora Electoral  (COE) no había recibido ningún escrito de protesta.

Lo mismo sucedió con la síndica Irasema Arriaga en el distrito III local, quien presuntamente se quedó a unos votos de su contrincante Myrna Grimaldo Iracheta.

Grimaldo fue tesorera del Congreso del Estado, y desde hace años es aliada del hoy tesorero de Monterrey, Julián Hernández.

Sin embargo, si bien fuentes del partido señalan que la votación la favoreció con 265 votos a la ex funcionaria del Congreso frente a 236 de Arriaga, la Comisión dio por no abierto un paquete electoral y señaló que esta elección aún estaba pendiente de resultado.

El número parcial que dio la Comisión, es de 138 sufragios para Grimaldo y 113 de la integrante del Ayuntamiento de Monterrey.

En rueda de prensa, Camina Cantú, presidenta de la COE dijo que el panismo vivió una jornada ejemplar en la que participaron 138 funcionarios de casilla en 19 centros de votación, con un 75 por ciento de participación en urnas.

“A lo largo de esta jornada, esta Comisión ha atendido las inquietudes y observaciones que para algunos candidatos ameritan una revisión a las que en breve se les esté dando respuesta”, dijo.

Estos señalamientos son dos por parte de Mauricio Fernández Garza quien denuncio compra de votos y acarreo, así como de su contrincante Álvaro Suárez, quien señala también transportación ilegal de los militantes a los centros de votación.

Aclaró que Madero no presentó ningún escrito formal sobre los hechos que denunció en los medios de presuntos ataques a sus colaboradores y espacio de trabajo.

Cantú aclaró que en todos los casos sólo integrarán un expediente que será enviado a la COE Nacional, quien determinará si existe alguna falta que indagará y sancionar.

“No nos corresponde a nosotros (decidir), le vamos a dar trámite”, dijo

Será hoy cuando se dé el cómputo oficial final y tras ello, las constancias de mayoría como candidatos serán entregadas.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]