Los inventarios están rebasados: empresarios

Los gasolineros de Nuevo León argumentaron que el problema por el que atraviesa Petróleos Mexicanos no es nuevo y señalaron que si la logística no se arregla, el déficit de hidrocarburo continuará.
Algunos establecimientos lucen abandonados ante la falta de combustible.
Algunos establecimientos lucen abandonados ante la falta de combustible. (Leonel Rocha)

Monterrey

Pese a que un día antes Petróleos Mexicanos (Pemex) advirtió que la situación de falta de gasolina que se vive en el área metropolitana de Monterrey se debe a retraso en la logística de reparto, ayer informó que estos problemas se produjeron debido al incremento de tomas clándestinas.

Aunque a decir de empresarios gasolineros, que pidieron el anonimato, este es un argumento "de dientes para afuera", dado que el problema es mucho más complejo y viene de tiempo atrás.

Los entrevistados dijeron que el problema de desabasto no se suscribe en la región norte o noreste del país, por el contrario ya es nacional y crecerá ante un sistema de inventarios que ha quedado rebasado.

Indicaron que Pemex se sigue rigiendo con los mismos estándares de producción y administración de inventarios que no corresponde al actual entorno.

Esto, dijeron es un problema que viene de años atrás, primero empezó en zonas poco pobladas y ahora son ciudades donde se presenta la escasez de combustible.

"Yo no veo que se arregle el problema, ni veo que todo sea por la supuesta ordeña de ductos de Pemex, más bien es que el sistema de distribución quedó rebasado", insistieron los entrevistados.

Esta situación de desabasto está "estable con tendencia a crecer, es lo que hemos visto en el mercado. Una solución sería que aumentaran los inventarios.

"También está el problema de mayor infraestructura e incluso para la gasolina que llega del exterior, que Pemex está importando, se requieren más barcos y una logística especial en los puertos, ya que los barcos pueden tardar de un día a dos para llegar", subrayó el empresario.

Por la tarde, Petróleos Mexicanos emitió un comunicado donde aseguraba que el desabasto obedecía a un incremento de tomas clandestinas.

El martes Pemex había negado el desabasto de combustible.

Así que este miércoles reviró y señaló que la compañía, a través de la subdirección de Almacenamiento y Reparto, ha programado la adquisición de volúmenes adicionales de importación, esto, aseguró permitirá regularizar el abasto, aunque no especificó fechas.

La empresa petrolera afirmó que el programa de distribución de gasolinas y diesel se normalizará en los próximos días.

En el comunicado detalló que el problema del robo de combustible se ha dado particularmente en los poliductos Madero-Cadereyta y Brownsville- Cadereyta, lo que ha afectado el suministro a la zona metropolitana de la ciudad de Monterrey.

Resaltó que además, la refinería de Cadereyta, continúa su programa de mantenimiento mayor y se encuentra en proceso de estabilización de producción, lo que de igual manera contribuirá a regularizar la entrega de los combustibles a las estaciones de servicio de la zona.

Patróleos Mexicanos enfatizó que se cuenta con inventarios de gasolinas Magna y Premium, así como de diesel, en las terminales de almacenamiento y reparto de Cadereyta y Santa Catarina.

Tomas ilegales

Durante los primeros tres meses de 2015, la ordeña de hidrocarburos en México aumentó en 57.8 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior, al pasar de 767 perforaciones ilegales en 2014 a mil 121 para dicho periodo de
este año.

Lo anterior, de acuerdo con un informe presentado por el Instituto Belisario Domínguez de la Cámara de Senadores, en el mismo se estima que de seguir esta tendencia las perforaciones ilegales podrían alcanzar las cuatro mil 800 tomas para finales de este año.

MILENIO Diario publicó hace unas semanas que el robo de combustible dejó pérdidas por más de 19 mil millones de pesos a Petróleos Mexicanos en 2014, esto sin contar el costo por la reparación de ductos, que significó casi dos mil millones de pesos adicionales.

NL no es el único

La falta de gasolina en los expendios de combustible del área metropolitana de Monterrey no es una situación que únicamente se viva en el estado de Nuevo León.

Algunas entidades han atravesado por problemas similares en fechas recientes, a lo que Petróleos Mexicanos (Pemex) ha comenzado a responder a través de comunicados regionales en su sitio de internet, http://www.pemex.com/.

De acuerdo a datos periodísticos, el déficit de combustible también se vive en Coahuila, Chihuahua, Jalisco, San Luis Potosí, Aguascalientes, Tamaulipas y Puebla.

En la última entidad el problema fue reportado en enero.

En los comunicados de prensa se ha dicho que la situación se está resolviendo y con ello regularizando el abasto de gasolina y diesel.

"A través de la Subdirección de Almacenamiento y Reparto, ha programado la adquisición de volúmenes adicionales de importación, lo que permitirá regularizar el abasto", dijo la empresa petrolera en su sitio web. (Redacción/Monterrey)