Cadereyta aún vive estragos por derrame de hidrocarburo

Los habitantes de los ejidos La Haciendita, Soledad Herrera, Tepehuaje, La Concepción, Santa Isabel y San Juan han sufrido perdidas en sus cosechas, presuntamente por daños ambientales.

Monterrey

El derrame de crudo ocurrido en agosto del año pasado en Cadereyta Jiménez sigue causando estragos.

Los habitantes de los ejidos La Haciendita, Soledad Herrera, Tepehuaje, La Concepción, Santa Isabel y San Juan han sufrido perdidas en sus cosechas, presuntamente por daños ambientales.

Roberto Santana Villarreal, abogado de los ejidatarios afectados, comentó que debido a esto están solicitando al juez primero de Distrito en Materia Civil y de Trabajo en el estado que gire un oficio al Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático y a la Agencia Ambiental del Sector de Hidrocarburos para que realice un estudio de daños ambientales.

"Esos estudios requieren de un presupuesto importante y los ejidatarios no están en una situación económica para hacerlos, en virtud de esto nosotros ordenamos al juez que ordenara a esta agencia que tiene un presupuesto más considerado y más holgado para que se ordene este estudio de impacto ambiental", explicó.

Santana Villarreal indicó que luego del derrame de hidrocarburo, los cultivos comenzaron a presentar unas manchas negras que alertaron a los campesinos y la calidad del producto bajó.

"No es de la misma calidad que antes del derrame. La semana pasada tuvimos una visita a la zona y verificamos como se encuentran cubiertas las hojas de una capa negra que no sabemos de dónde viene eso y ellos dicen que antes del derrame no había eso".

Señaló que debido a esto ha habido pérdidas importantes para los ejidatarios, que puede ser valuada en miles de millones de pesos.

"La situación es que ellos están batallando para vender su cultivo y nosotros queremos que ya se ponga una afectación patrimonial como moral", dijo.

El abogado pide que se apruebe esta solicitud de estudio ya que a través de este para se sabrá a cuánto ascienden los daños que dejó el derrame, se determine el periodo de recuperación del ecosistema y la atención que deberán dar a los mantos acuíferos.