Gobierno de NL minimiza denuncia contra Monterrey VI

Rodrigo Medina dijo que las autoridades federales avalan y apoyan este proyecto.
El jefe del Ejecutivo nuevoleonés.
El jefe del Ejecutivo nuevoleonés. (Especial)

Monterrey

Rodrigo Medina de la Cruz, gobernador de Nuevo León, minimizó la denuncia que interpusieron ambientalistas e integrantes de asociaciones civiles contra el proyecto hidráulico Monterrey VI ante la Procuraduría General de la República (PGR), al asegurar que cuentan con todos los permisos de las autoridades en materia ambiental.

Este lunes, el abogado Mariano Núñez presentó una denuncia apoyado por la Academia Nacional de Arquitectura, Vertebra, cronistas de Bustamante, Reforestación Extrema, Sociedad de Urbanismo de Monterrey (Surmac), Colegio de Ingenieros Civiles y algunos especialistas. Al respecto, el mandatario estatal abogó por la obra que garantizará el suministro de agua por los próximos 50 años.

"También el proyecto Monterrey VI es un proyecto estratégico muy importante para el estado, ustedes saben que el suministro de agua es fundamental para el crecimiento tanto humano como industrial, comercial, etcétera", señaló.

Mientras que los ambientalistas aseguran que habrá un severo daño ambiental con la devastación de flora y fauna por donde pasará el acueducto, Medina dijo que las autoridades federales avalan y apoyan este proyecto.

"El proyecto está perfectamente estudiado y avalado por todas las autoridades en materia ambiental, la SEMARNAT ha dado todos los permisos, se ha hecho una investigación y un trabajo exhaustivo, llevamos más de cinco años con este proyecto preparándolo, desde que yo fui gobernador electo hasta el día de hoy y lo vamos a arrancar a finales o principios del año que entra físicamente", mencionó.

Además indicó que todo está en regla para comenzar con la construcción de la obra que traerá agua desde el río Pánuco en Veracruz, hasta Nuevo León.

"Llevamos todo en reglamentación y todo está conforme las normas lo establecen", dijo.

Los denunciantes dijeron que el Estado no hizo ningún convenio de colaboración con las entidades por donde pasará el acueducto, como Tamaulipas y San Luis Potosí.