Demandarán a quien participe en demolición

Javier Livas, defensor de la empresa desarrolladora del proyecto, acusa al alcalde Ugo Ruiz de usar este asunto para proyectarse políticamente; aún esperan les confirme audiencia.
Durante la revisión, los funcionarios captaron imágenes de la planta adicional que fue descubierta.
Durante la revisión, los funcionarios captaron imágenes de la planta adicional que fue descubierta. (Especial)

Monterrey

Con diversas acciones, que van desde la propuesta de hacer otros peritajes, hasta la advertencia de demanda por daños al municipio y a la empresa que contrate para demoler, los dueños de la torre Tanarah buscan frenar la demolición de ese edificio.

En entrevista con el arquitecto Héctor Benavides para el Telediario Nocturno, Javier Livas Cantú, representante de la desarrolladora de la torre Tanarah, aclaró que por parte de la empresa, no contemplan demoler cinco pisos de la torre.

"Si se va a demoler, lo primero que vamos a hacer es advertirle a la empresa que se preste a esto, que va a estar incluida en la demanda de daños", expresó Livas Cantú, quien contendiera por la gubernatura en 1997.

Expresó que podría proceder un amparo para detener la demolición a la torre, aunque reconoció que llevan una carga muy importante en contra, porque existe una recomendación de Protección Civil para demoler cinco pisos basada en un peritaje con datos falsos.

"En realidad esto es un evento que se va a venir encima en las siguientes 48 horas", manifestó.

Livas Cantú informó que ayer presentaron al municipio un escrito de la Facultad de Ingeniería Civil de la UANL, en donde esta institución ofrece realizar un peritaje a la estructura, a fin de que pudiera haber otra opinión.

Denunció que el alcalde Ugo Ruiz Cortés pretende engañar a todo San Pedro tirando varios pisos de la torre Tanarah por un "capricho" para proyectarse políticamente.

Dijo que el problema surge porque a un perito desconocido de la Ciudad de México, al que calificó de "patito", le dicen que el edificio se construyó de acuerdo con un plano que se descartó y quedó obsoleto de 2005, cuando se hizo con otro plano de 2009.

"Está mezclando un proyecto obsoleto, descartado para el estudio de las zapatas y los cimientos, y lo está aplicando a una mole de 21 mil toneladas y dice: 'Pues le queda chico el cimiento al edificio'. Un engaño de este tipo nunca se había dado en San Pedro, en donde la autoridad contrata a alguien que se presta a este engaño, le dan información falsa, saca conclusión falsa y luego enredan a Protección Civil para que avale la necesidad de tumbarle cuatro pisos al edificio".

Livas Cantú insistió en la necesidad de que se haga un estudio con base a otras opiniones.

"Todos hemos visto que ese edificio tiene varios años, no tiene ninguna fractura, está cimentado sobre roca. El ingeniero que hizo el proyecto estructural (Saúl González) es extremadamente prestigiado y no encuentro razón por la que Ugo (Ruiz) se fue a la Ciudad de México a contratar un perito patito, que tiene una oficina patito, literalmente con un patito Lucas pintado en su fachada, y con base en esa sola opinión, quiere tumbarle cuatro o cinco pisos a la torre Tanarah".

Consideró que esta situación es muy delicada, porque marcaría el precedente de que "cualquier edificio de San Pedro se puede tirar con la opinión de un ilustre desconocido".

Livas Cantú expresó que el alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz Cortés, se comprometió a darle una audiencia a uno de los dueños, Francisco Montemayor, pero no lo hizo.