Declinaciones de 'gallos', 'de moda' en campañas

Ocho candidatos a puestos de elección popular han renunciado a sus aspiraciones para apoyar a otros contendientes; sólo una de las cancelaciones se hizo en tiempo y forma.
Aspirantes de Cadereyta Jiménez decidieron unirse a Ernesto Quintanilla, del PVEM.
Aspirantes de Cadereyta Jiménez decidieron unirse a Ernesto Quintanilla, del PVEM. (Especial)

Monterrey

Sin que la Comisión Estatal Electoral (CEE) pueda aun meter las manos, al menos ocho candidatos a distintos cargos de elección popular han declinado por abanderados de otros partidos, y al menos 20 apoyan las campañas de un aspirante diferente.

Las alianzas de facto, sin validez en términos de votos o de compartir prerrogativas económicas, están a la orden del día en estas elecciones.

Todas ellas comenzaron justo después que la CEE señalara el plazo límite para los cambios de candidatos registrados por los partidos políticos, toda vez que las boletas electorales habían sido enviadas a impresión.

El artículo 149 de la Ley Electoral del Estado señala que la sustitución o cancelación del registro sólo puede darse mediante causa graves como fallecimiento e inhabilitación física o mental.

Se permite la presentación de la renuncia sin que el partido pueda reemplazar al candidato y señala que "éste sólo puede presentarse hasta que la Comisión Estatal Electoral ordene la impresión de las boletas electorales".

Sin embargo, sólo una de las ocho declinaciones que se han dado se ha presentado en tiempo y forma: se trata de la ex candidata de Movimiento Ciudadano, Maricruz Oyervides, quien el 15 de abril anunció que se unía al proyecto del panista Luis Ángel Garza Benavides, y con ella, una buena parte de su planilla.

En esa ocasión, el partido político tuvo tiempo para sustituirla sin recaer en ninguna limitación de la ley.

Sin embargo, cuatro días después y totalmente fuera del plazo, el abanderado del Partido Humanista a la gubernatura del Estado, Raúl Guajardo Cantú, aprovechó el debate organizado por la CEE para dar su apoyo abierto al candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón.

Además, Guajardo Cantú todavía se tardó casi ocho días en hacer formal esta renuncia, por lo que su nombre ya no pudo salir de las boletas electorales.

Otros que siguieron el ejemplo del ex candidato del Humanista fueron Francisco Cerda, del Partido de la Revolución Democrática; y Thania Sucedo, de Movimiento Ciudadano, quienes aprovecharon el escaparate del debate organizado por la CEE para integrarse a los equipos de la Alianza por tu Seguridad en Juárez y Guadalupe, respectivamente.

Otro que se sumó a la Broncomanía fue el candidato de Movimiento Ciudadano, Fernando Elizondo Barragán, pues a menos de 16 días para la jornada electoral presentó ante los medios de comunicación su renuncia, sin embargo, no la ha hecho efectiva ante los órganos conducentes.

Elizondo Barragán, quien ahora se autodenomina coordinador ejecutivo de la Alianza por la Grandeza de Nuevo León, sigue convocando a eventos en los que ahora dirige sus comentarios hacia el proyecto conjunto que tiene con el independiente.

Los candidatos de Movimiento Ciudadano a diputaciones locales que participan desde la sociedad civil inmediatamente se sumaron a la idea, y sin dejar sus candidaturas, comenzaron campaña por esta alianza.

Tras ello, el panista Felipe de Jesús Cantú Rodríguez recibió el espaldarazo de 15 candidatos de la llamada ala religiosa del Partido Demócrata para apoyarlo desde su trinchera.

Finalmente, este domingo 24 de mayo, tres gallos a la alcaldía de Cadereyta Jiménez decidieron incluirse en el proyecto del candidato del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el ex priista Ernesto Quintanilla.

En este caso, los abanderados de Morena, Partido Demócrata y Movimiento Ciudadano señalaron que no dejarían de hacer campaña por sus partidos políticos.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]