“Debí hacer esto hace seis años; la verdad, me acobardé”

Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, reveló que ya pensaba renunciar al PRI cuando fue candidato por ese partido a la alcaldía de García hace seis años.

Monterrey

El gobernador electo, Jaime Rodríguez Calderón, aseguró que durante su administración cambiará muchos esquemas del gobierno y buscará reducir la burocracia.

En entrevista para Grupo MILENIO, reconoció que contemplaba postularse como candidato ciudadano hace seis años, pero en ese momento no se atrevió.

Además, El Bronco declaró que durante su campaña a la gubernatura recibió amenazas, que atribuyó a la guerra sucia de los otros candidatos.

¿Habrá una transformación entre "El Bronco", candidato, y el ingeniero Jaime Rodríguez Calderón, gobernador?

No, seguiré siendo El Bronco, no puedes transformarte, es algo que a mí me enoja y me molesta mucho en la función pública, eso ha destruido al país. Yo seguiré siendo Jaime Rodríguez, El Bronco, (...) yo le pido a la población de Nuevo León que no me diga gobernador, no quiero enfermarme de ese tema y voy a romper muchos esquemas en el gobierno, tradicionales.

Por ejemplo, el escritorio del gobernador y la silla del gobernador la voy a mandar al museo y le voy a poner un letrero que diga: 'No se siente porque se enferma'. Voy a llenar el despacho del gobernador de pantallas y vamos a gobernar con el teléfono, es fundamental que la gente tenga el teléfono del gobernador. Vamos a reducir la burocracia al máximo posible, sin generar polémica de despidos injustificados.

¿Cada decisión del gobernador estará en evaluación pública?

Menos los temas de seguridad, menos los temas de decisiones que tengan que ver con la aplicación de la ley, el resto, todas.

Los reflectores nacionales e internacionales estarán sobre usted, ¿es demasiada presión?

Es una responsabilidad que puedo asumirla, en cierta manera si logramos, y esto creo que lo estamos logrando ya, escoger un equipo eficiente y no tener compromisos.

Afortunadamente nosotros no tenemos compromisos con nadie que no sea el ciudadano, entonces podemos tomar los compromisos así y podemos hablar con la verdad, y de eso se trata el ser independiente.

¿Cuál es su mayor debilidad y su mayor fortaleza?

Mi debilidad es que tengo un corazón de pollo y de repente me dejo llevar por la emoción del sentimiento cuando alguien me busca para resolver algún problema que tienen y de repente me engañan. Mis fortalezas... me gusta tomar decisiones, las tomo hoy, no mañana.

¿Qué es para usted en una frase corta: la felicidad?

Algo chingón.

¿Sabe cuánta deuda tiene el Estado?

Según la Secretaría de Hacienda, 65 mil millones de pesos, pero nos hemos ido encontrando de que el estado tiene deuda e incrementos en los costos de la obra, el caso del Metro, que nos dijeron que iba a costar 6 mil y ahora resulta que va a costar 8 mil.

¿Esto les limita a cumplir las promesas de campaña y tendrá que aterrizarse lo que se puede con lo que hay?

Afortunadamente yo no hice más que cinco propuestas, romper la corrupción; y lo voy a hacer porque voy a investigar a todos los del Gobierno para que la gente sepa.

Si no hay, digamos no hay con toda certeza, pero si existe, van a ir a la cárcel.

¿Vamos a ver durante los primeros seis meses resultados de estas investigaciones?

Claro, por eso quiero abogados fuertes, abogados responsables, que no se entreguen a la corrupción, que no dependan de ningún despacho.

Ahora que se reunió con el gobernador Rodrigo Medina, se dijo que algo había sucedido y usted salió con otra actitud, ¿pasó algo?

Estuvimos 12 minutos platicando, (...) hablamos de los proyectos pendientes que tiene el Estado y yo le pedí un listado.

Le sugeriría a la población que tenga paciencia, que me deje llegar al poder, que me dejen ver qué pasa ahí adentro y yo seré responsable de tomar las decisiones que se tengan que tomar, aplicando la ley.

¿Para cuándo tiene contemplado que puede haber gratuidad en el transporte público para estudiantes?

Para todos los estudiantes que tienen que moverse, evidentemente es para nivel medio superior y superior. Si avanzamos en estos acuerdos en los próximos días, pudiéramos llegar ya al gobierno con una decisión tomada, si no, pues nos llevaría 15 o 20 después de estar en el gobierno, quizá nos vayamos hasta enero.

La Línea 3 del Metro, se la dejaron de herencia...

De herencia como la deuda y como el desorden de gobierno, pero tenemos que arreglar la Línea 3 del Metro, tenemos que pensar también en la Línea 4 del Metro, tenemos que arreglar Ecovía, resolver el metro actual que le falta mantenimiento.

Vamos a ver si es posible utilizar las actuales vías que tiene Kansas City para en horarios establecidos poder hablar de un posible tren rápido.

¿Cuál sería el compromiso en el tema de educación?

Resolver el problema de educación, es un tema que me interesan bastante. Los maestros han sido agredidos, no son escuchados. Hay 14 mil maestros que ganan 6 mil pesos al mes, imposible. Vamos a quitarle al sindicato todos los comisionados que tienen en ese momento, a evitar que en la Secretaría de Educación haya dobles salarios (...). Hay muchos maestros que son de la Universidad Autónoma de Nuevo León y que cobran y no van a dar clase.

¿Cuándo se dio cuenta de que los partidos políticos ya no eran el camino a seguir?

Me di cuenta hace tiempo, no me había atrevido, la verdad es que me acobardé y eso lo reconozco.

Creo que yo debí haber hecho esto hace seis años, me tardé.

¿Hace seis años cuando jugó para alcalde de García?

Cuando fui por la alcaldía de García, Abel Guerra debió haber sido el candidato en lugar de Rodrigo y Abel no se atrevió, yo se lo propuse, no se atrevió a vencer el sistema, no se atrevió a salirse del sistema ni siquiera se ha atrevido hoy. A mí me parecía que en ese momento Abel tenía mejores cualidades de gobernante que Rodrigo, pero Abel no lo hizo, no se atrevió, él tomó sus decisiones y yo las respeté en su momento. Yo debí haberlo hecho hace seis años y me tardé, aguanté porque me metí en esa garrapata de la institucionalidad, que también me hizo daño a mí y quizá al propio partido.

Creo que Ivonne es una mujer que tiene cualidades y capacidades pero trae encima un peso muy fuerte como el gobierno, de una mala administración y de un partido que tomó malas decisiones. No la he visto, la voy a buscar en los próximos días.

¿En qué político se inspiró para tomar este camino?

En don Alfonso (Martínez Domínguez) por sus aguacates y por su estructura mental de hacer las cosas por el bien de Nuevo León.

Usted me dijo entonces, que tarde o temprano a usted lo iban a matar, que estaba amenazado prácticamente siempre por el narcotráfico, y usted dijo: 'algún día me van a alcanzar'...

Puede ser, no descarto, tengo que estar preparado, mi familia tiene que estar preparada porque estamos asumiendo un riesgo. No solamente ser gobernador causa satisfacciones, también causa riesgos y obviamente para su familia también, entonces yo estaba tratando de que mi familia también tenga y que vivamos con eso y no que nos angustiemos por eso, es decir, yo estoy consciente de que voy a pisar callos, muchos callos, tengo que hacerlo, debo de hacerlo.

¿Ha recibido alguna amenaza?

En campaña muchas veces, pero me lo reservé, me lo guardé porque también era desanimar a muchos.

Yo no sé si sean ciertas o no, porque también era parte de la guerra sucia de algunos candidatos que al final querían atemorizarme.

El día del cierre de campaña estuve recibiendo mensajes antes de que tomara el uso de la palabra, donde me decían que El Chipiturco ya lo habían sacado de la cárcel, yo quiero ver si todavía está en la cárcel porque yo me quedé con la duda.

¿Tiene compromiso con algún grupo?

Con ninguno, con ninguna religión, sindicato, grupo empresarial, ningún medio, con nadie.

¿Qué le dice a los ciudadanos?

A los que votaron por mí, que me tengan paciencia, que voy a hacer las cosas que dije, y a los que no votaron por mí, que me den el derecho de la duda, que me los voy a saber ganar, que voy a tratar de no ser parcial en las decisiones.

Entonces, yo a los ciudadanos de Nuevo León les digo que me ayuden a hacer historia.