“Es cuestión de voluntad reactivar Ruta Escultórica”

Una posible iniciativa de recuperación en La Ruta implicaría no sólo aplicar una capa de pintura a las piezas.

Monterrey

Reactivar un proyecto como la Ruta Escultórica del Acero y el Cemento no requiere de mayores recursos, pues sólo se necesita voluntad.

Ésta es la reflexión de Juan Ignacio Barragán, arquitecto e impulsor de proyecto cultural de la Agencia para la Planeación del Desarrollo Urbano de Nuevo León, quien resalta la necesidad de reactivar el paseo escultórico.

A decir del urbanista, el mantenimiento de las siete esculturas instaladas a lo largo del río Santa Catarina no requiere de los "millones" de pesos. Sin embargo, aclara, sí requieren de voluntad por parte del Gobierno del Estado para mejorar la imagen urbana de la ciudad.

Una posible iniciativa de recuperación en La Ruta implicaría no sólo aplicar una capa de pintura a las piezas, pues sería necesario reconstruir el andador peatonal para su visita, así como dotarlas del sistema de iluminación original.

Fueron presentadas formalmente como un gran proyecto para la ciudad en el 2009. Sin embargo el gusto duró poco, pues tras la inundación del río provocada por el huracán "Alex", el concepto integral de La Ruta desapareció.

"Te puedo decir que el mantenimiento de las esculturas sería muy económico, se ocuparía pintura automotriz. No es costoso el mantenimiento a la Ruta, sería cuestión de pintarlas y dar una podada a la vegetación que las rodea", apuntó Barragán.

La Ruta Escultórica del Acero del Cemento está compuesta por las obras Luna, de Óscar Niemeyer (Brasil); Desafío, de Ahmed Nawar (Egipto); Evanescencia, de Albert Paley (Estados Unidos);Destino, de Bruce Beasley (Estados Unidos); Nube, de Jorge Elizondo (México); Mirada, de Josep María Sirvent (España); y Torsión 4, de Julio Le Parc (Argentina) que se ubican en el lecho del río Santa Catarina.

A ellas habría que agregar Serpiente del Eco I, de Mathias Goeritz, instalada en el Parque Fundidora II.

Proyecto integral

Actualmente la mayoría de las esculturas lucen descuidadas, con manchas de corrosión, piezas sueltas así como elementos de graffiti. Los nuevos accesos del Par Vial dificultan, aún más, la percepción de las monumentales obras.

Por ejemplo, la pieza Mirada tiene elementos fracturados así como roturas en algunos espacios. En Evanescencia se adviertes algunos fragmentos de metal sueltos, mientras que la obra Desafío está cubierta por la maleza creciente en el río.

Más allá de la pintura, reactivar La Ruta demandaría un proyecto integral sobre el lecho del río Santa Catarina, donde se instale un corredor peatonal, se completen los intentos de ciclovía así como se realicen andadores o plazas de estar para admirar las monumentales esculturas.

A decir de Juan Ignacio Barragán, el proyecto necesita de interés por parte de las autoridades.

"No es muy costoso reactivarla, incluso si hablamos del proyecto completo que incluye la iluminación. Yo veo a una ciudad de Monterrey más fea y más sucio que nunca, no sé qué ha pasado en las últimas administraciones y creo que esta va para allá", mencionó Juan Ignacio Barragán.

Cabe destacar que a raíz del huracán Alex, el Parque Lineal del río Santa Catarina prácticamente desapareció del mapa, y la recomendación de la Conagia fue ya no construir nada.


:Claves
Las obras

  • La Ruta Escultórica del Acero y del Cemento está conformada por las obras Luna, de Óscar Niemeyer (Brasil); Desafío, de Ahmed Nawar (Egipto); Evanescencia, de Albert Paley (Estados Unidos); Nube, de Jorge Elizondo (México).
  • También de Mirada, de Josep María Sirvent (España), Torsión 4, de Julio Le Parc (Argentina), además de Serpiente del Eco I, de Mathias Goeritz, esta última, situada en el Parque Fundidora II.