“La crítica a la autoridad electoral se hizo deporte”

Unas horas antes de dejar el cargo, el funcionario responsabiliza a partidos y candidatos del desinterés de electores.
Los institutos políticos han quedado a deber, asegura.
Los institutos políticos han quedado a deber, asegura. (Carlos Rangel)

Monterrey

Los partidos políticos y sus deudas con los ciudadanos son los que no han permitido mantener una participación constante y en ascenso en los comicios electorales estatales, afirmó el presidente saliente de la Comisión Estatal Electoral, Luis Daniel López Ruiz.

A unos días de dejar su cargo tras la Reforma Político que modificó la operación de los organismos electorales locales señaló que la Ley Electoral es la única que se modifica a “a modo” de los sujetos obligados, es decir, de los partidos políticos.

Señala que el desencanto ciudadano sobre los escándalos de corrupción y las promesas no cumplidas se refleja en las urnas, por lo que el trabajo de los organismos electorales para promover el voto siempre será cuesta arriba.

¿Por qué nunca lograron el nivel de participación de la elección de 1997?
Esa primera elección se enmarcó en los primeros años del IFE y en la primera elección de la primera comisión ciudadanizada, en donde se hablaba de que se sacaba al Gobierno de la organización de las elecciones; ese mensaje caló profundamente en la ciudadanía y animó su participación.

También se vivían a nivel nacional momentos muy importantes donde se veía la posibilidad de una transición y eso al final alentaba este ambiente  fructífero para la participación ciudadana. Hubo transición en el estado, por primera vez.

El devenir político ha pasado por un proceso de altibajos bastante significativos, de esa elección del 97, se pasó a una elección del 2000, donde hubo una transición en el Gobierno Federal, se veía latente la posibilidad del cambio, por una parte la ciudadanización y por otra la posibilidad del cambio y le apostó a ello.

Luego llegamos a la elección del 2006 a nivel nacional sin ver los cambios que la ciudadanía esperaba con la llega de Acción Nacional al poder y empieza un desencanto, llegamos a una elección en donde además hay cuestionamientos por la derrota de Andrés Manuel López Obrador.

Se genera un círculo nocivo en donde la crítica a la autoridad electoral se hizo el deporte nacional: los resultados fueron cuestionados y se quedó como una inercia y costumbre el estar señalando y criticando y en ese momento al inercia positiva que había generado la ciudadanización se vino abajo.

¿Qué papel jugaron los partidos políticos en este desencanto?
Le han quedado a deber a los ciudadanos de aquel proceso a finales de los 90, donde había esperanza de cambio que avivó el interés ciudadano; llegamos a un aletargamiento que vino posteriormente y a un desencanto que se produjo con motivo de lo que los partidos y sus candidatos le quedaron a deber a los ciudadanos.

Esta deuda se ha ido haciendo poco a poco más grande y con el paso del tiempo el interés es menor por parte de los ciudadanos; se ha minado el reconocimiento de las autoridades, el cumplimiento de las promesas de campaña, no ha habido grandes avances en materia política, sigue habiendo muchos temas cuestionados en materia de legalidad y corrupción, esto crece el desaliento.

La participación ciudadana no se va a dar si sigue viendo en las autoridades, en los partidos políticos, y los candidatos promesa incumplidas.

¿La nueva ley electoral y sus nuevas organizaciones ayuden a cerrar la brecha de la desconfianza?
La Ley Electoral (anterior) era muy buena, tenemos un sistema electoral de primerísimo nivel, es un referente internacional, la regulación y el funcionamiento de las autoridades electorales en el país no tiene paralelo a nivel internacional pero no se reconoce como tal, se busca cuestionarlo.

Se busca adaptar el sistema electoral a nuevas necesidades, mientras se siga adecuado el sistema electoral a los intereses de los partidos políticos, no estaremos en condiciones de tener una reforma definitiva que nos permita darle vuelta a la hoja y ver temas más relevantes y trascendentes.

Los partidos políticos imponen sus intereses, imponen las condiciones que prefieren para el desarrollo del ejercicio electoral, cuando hay temas que demandan los ciudadanos que no se atienden.

Como ejemplo el financiamiento; se ha dicho una y otra vez el reducir el financiamiento y el resultado de la Reforma Electoral fue mayor financiamiento a los partidos, es una deuda más que se acrecienta con los ciudadanos.