“Crezcamos juntos no va contra informales”

Cuauhtémoc Rivera, presidente de la agrupación, aclaró que en el país la economía se halla estancada.

Monterrey

Pese a venderse como una iniciativa que busca incorporar a los trabajadores del sector informal, el programa Crezcamos juntos que presentó el Gobierno de la República y el Sistema de Administración Tributario el pasado lunes no disminuirá la cantidad de personas que no se han adherido a la formalidad que ofrece la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

A decir de la Alianza Nacional de los Pequeños Comerciantes (Anpec), este programa recién anunciado por las autoridades mexicanas no servirá para desaparecer o reducir la cantidad de personas que continúan laborando en la informalidad ya que no se trata de una estrategia que realmente busque atacar a esta problemática social que afecta a la economía del país.

“Esto no tiene nada que ver con la informalidad porque ésta no eran los Repecos, o los RIF… Los pequeños contribuyentes eran Repecos y los informales eran informales. Y los informales en el país son cerca de 30 millones, según el Inegi y son más…”, comentó Cuauhtémoc Rivera, presidente del Anpec.

Y es que a decir de Rivera, la informalidad se debe más bien a que la economía mexicana se encuentra estancada y, por necesidad, las personas aceptan laborar en dichas condiciones pese a no contar con las prestaciones de ley o contribuir con el fisco.

“Lo que mueve realmente a la informalidad es el contrabando, la piratería. Lo ilícito es lo que mueve al ejército informal; si tú tienes qué vender, vendes, si no, no vendes nada. En este país lo que quieras vender, lo puedes vender”, argumentó Rivera.

Y es que señaló que los productos como cigarros, ropa, bolsas, memorias digitales, cámaras piratas, entre otros, son fáciles de vender en México y además, encuentran un fácil mercado.

“Los imperios del delito son ciudades, prácticamente. Una está en Tepito, otra en San Juan de Dios en Guadalajara. En Monterrey están los lugares como la Pulga Río o los puesteros… Los focos de la informalidad están debidamente detectados y  se sabe cómo se opera la informalidad y cómo avanza”, señaló el presidente de la Anpec.

Cuestionó las intenciones de la autoridad de realmente terminar con la informalidad; si saben en dónde se encuentran los informales y la manera en cómo trabajan ¿Porqué no se ha hecho nada realmente?

Aunque la Anpec celebra la creación del programa Crezcamos juntos, Rivera señaló que no consideran que realmente vaya a lograr el cometido que han señalado las autoridades.

“Nos parece que apunta en la dirección correcta y cambia el mensaje del Gobierno al pequeño comercio de pretender fiscalizarlo y penalizarlos, a buscar beneficiarlo y fortalecerlo. El programa hace énfasis en los importantes beneficios sociales de adherirse al SAT”, comentó.

Sin embargo, hizo énfasis en que la formalidad o informalidad es un concepto ambiguo que no es tan fácil de entender al catalogar a los comerciantes como inscrito al padrón de contribuyentes de Hacienda o no”.

“El mercado informal existe y seguirá existiendo, mientras no se combata a fondo la proliferación de productos ilegales en el mercado”, dijo.

No está el tema de la informalidad en el anuncio del Presidente, acusó Rivera: se le ha manejado al programa como un paquete que va a erradicar la informalidad cuando no han sido capaces de aceptar que no hay relación entre adherirse a Hacienda y ser informal.

“Esto es sólo un cambio de régimen”, aseguró.