Por corrupción dan de baja a 20 verificadores de Salud

Cobraban de 20 mil a 100 mil pesos, dijo Manuel de la O Cavazos.
El funcionario estatal dijo que varios quedaron inhabilitados.
El funcionario estatal dijo que varios quedaron inhabilitados. (Archivo)

Monterrey

Al asegurar que se detectaron presuntos actos de corrupción en el personal de la Subsecretaría de Regulación y Fomento Sanitario, el titular de la dependencia estatal, Manuel de la O Cavazos, informó que han sido dados de baja alrededor de 20 verificadores.

El funcionario sostuvo una reunión privada con integrantes de la Asociación Mexicana de Hoteles de Nuevo León, quienes al igual que los restauranteros, han padecido la extorsión del personal de la dependencia.

"Estos sectores son muy importantes en la sociedad, en el caso de los hoteleros, hay alrededor de 13 mil cuartos y se tienen programados 4 mil cuartos más en los distintos hoteles de la zona metropolitana", afirmó De la O Cavazos.

Señaló que la dependencia a su cargo espera hacer sinergia con estos sectores para trabajar de la mano, y les pidió apoyo para combatir la corrupción en la Secretaria de Salud.

"Es enorme la corrupción que encontramos en la Subsecretaría de Regulación y Fomento Sanitario pero ya empezamos a combatir con todo el rigor", precisó.

Agregó que los verificadores dados de baja, acudían a los negocios para cobrar cantidades que iban desde los 20 mil hasta los 100 mil peos para dejarlos operar.

"Son los verificadores organizados, no todos, pero la mayoría que van revisan el hotel, los restaurantes y con el argumento de que detectaron una mancha de sangre, o una luz infrarroja, amenazan con clausurar si no les dan 20 mil o hasta 100 mil pesos", aseguró.

De la O Cavazos señaló que al comprobar estas prácticas se procedió a poner orden.

"Me dijo (el mandatario), 'diles doctor que no se dejen corromper por esa banda de ladrones, que los denuncien para proceder nosotros´, y ya estamos poniendo orden", especificó.

Dijo que todos los que han padecido extorsión por parte de los verificadores de la dependencia, quedaron muy agradecidos con este tema y estuvieron de acuerdo con la medida que nunca se había procedido a combatirla.

Agregó que han sido dados de baja muchos y algunos están bloqueados o inhabilitados en el trabajo, porque le cuesta al gobierno muy caro liquidar a personal que tiene 15 o más años de laborar y ya están amañados.

"Por eso, unos fueron despedidos; otros los sentamos en una silla o serán enviados a otra dependencia en la que no puedan hacer lo que saben: delinquir porque eso es un delito", advirtió.