Perder la habilidad para escribir, síntoma de contaminación

El plomo y el mercurio afectarían de forma grave a las personas si hay alta concentración.
La inhalación de vapores puede provocar desórdenes neurológicos y de comportamiento.
La inhalación de vapores puede provocar desórdenes neurológicos y de comportamiento. (Raúl Palacios)

Monterrey

Si usted es vecino, comerciante o trabaja a los alrededores de las colonias Sarabia y Obrerista y empieza a tener problemas para escribir, podría ser indicios de que estuvo expuesto al mercurio.

En una explicación proporcionada por el doctor Arturo Acuña, de la firma privada Acuña y Asociados Especialistas en Medicina del Trabajo, establece los efectos nocivos y tóxicos de quien pudiera estar en contacto con el plomo y el mercurio.

"Primero para poder definir cuánto estará afectando a la persona se tendría que hacer mediciones al medio ambiente.

"El plomo se considera tóxico definitivamente y causa alteraciones gastrointestinales, principalmente, y (afecta) a nivel del sistema nervioso central; igual que el mercurio, dan síntomas, dolores de cabeza y un dato muy interesante que es la micro escritura: la persona empieza a tener problemas para escribir", establece el doctor.

Acuña, quien ofrece servicios médicos privada a través de su firma, da una serie de recomendaciones a los vecinos que habitan alrededor de una fábrica que maneja estos metales, en este caso en particular con los que entrevistó MILENIO Monterrey, alrededor de Lámparas General Electric.

"Pero depende de muchísimo de la concentración, normalmente se debe evaluar primero (en forma) ambiental, para ver si hay niveles altos, y si salen los niveles altos, se tendría que hacer exámenes en sangre y en algunas personas las más cercanas al área de contaminación", explica.

El médico señala que si los vecinos han visto que el personal de la fábrica abandonada realiza mediciones en el alcantarillado del sector, es porque posiblemente están siguiendo el protocolo.

"Tendrían que estar tomando líquidos para poder analizarlo, no creo que haya un aparato que los pueda medir confiablemente, sólo así al ponerlo como muestreo; sí han de estar preocupados de estar haciendo mediciones de algo ambiental, a lo mejor partículas en el aire.

"Si tienen mucho tiempo que la abandonaron y que dejaron todo correctamente, yo no me preocuparía, pero si siguen verificando (en las alcantarillas) es que actuaron responsablemente", sostiene.

Acuña recomienda a los vecinos y comerciantes de la zona a que acudan a los dueños de la compañía y al área de Inspección de la Secretaría del Trabajo para conocer si se está realizando estudios en el edificio.

Fatal y venenoso

Según el portal Greenfacts, el mercurio elemental es venenoso para el sistema nervioso, y se han registrado fallecimientos debidos a altas exposiciones.

Los seres humanos están principalmente expuestos a través de la inhalación de sus vapores, que el cuerpo absorbe a través de los pulmones y, posteriormente, el mercurio se desplaza del riego sanguíneo al cerebro.

No obstante, cuando el mercurio es ingerido, la cantidad absorbida por el cuerpo es muy pequeña.

La inhalación de vapores puede provocar desórdenes neurológicos y de comportamiento, tales como temblores, inestabilidad emocional, insomnio, pérdida de memoria, cambios neuromusculares y dolores de cabeza.