Una constructora que ya es 'cliente' en los juzgados

A lo largo de los tres últimos años, la empresa Ónix ha emprendido una serie de recursos legales que le han permitido frenar licitaciones que lanzan diversas autoridades, en pleitos muy similares ...
El abogado de la desarrolladora, Valdemar Martínez.
El abogado de la desarrolladora, Valdemar Martínez. (Leonel Rocha)

Monterrey

La empresa Ónix, que se encuentra ahora en pleno conflicto público y legal con el municipio de San Pedro, tiene un historial de amparos en contra de licitaciones de obra pública municipales, estatales e incluso federales.

A lo largo de los tres últimos años, la constructora ha emprendido una serie de recursos legales que le han permitido frenar licitaciones que lanzan diversas autoridades, en pleitos muy similares al que hoy mantiene con San Pedro por la remodelación de la colonia Santa Elena.

Ejemplo de ello es el paso a desnivel de la carretera Nacional, en el municipio de Allende.

Esta obra consiste en un paso deprimido de 484 metros, con cuatro carriles centrales de circulación realizado con recursos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

La empresa, cuyo caso se litigó en el Juzgado Primero en Materia Administrativa, dijo que la dependencia estatal difundió los concursos en el Diario Oficial el 6 de agosto, mismo día estipulado para que autoridades y licitantes realizaran visitas físicas a los lugares de los proyectos y participaran en las juntas de aclaraciones correspondientes.

Sin embargo, también ha tenido encuentros legales con las autoridades estatales.

De las 11 licitaciones que la Secretaría de la Función Pública detuvo en Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, al menos tres fueron por intervención de Desarrollos Ónix.

En estas obtuvo una suspensión definitiva obtenida mediante el amparo 945/2013 detuvo las licitaciones L0-919043988-N8-2013, L0-919043988-N9-2013, L0-919043988-N10-2013.

También presentó un recurso en lo concerniente a las obras de construcción de la Línea 3 del Metro, por presuntas anomalías en la convocatoria y obtuvo una suspensión, sin embargo no presentó propuesta económica y posteriormente fuentes de la dirección de Obras Públicas afirmaron que se desistió del recurso legal.

La empresa que enfrenta el litigio por el proyecto de regeneración de la colonia Santa Elena es propiedad de los hermanos César y Mario Flores Aguirre, bajo la razón social Desarrollos Onix S.A. de C.V.

En 2012, los hermanos dirigieron sus miras hacia un proyecto de la Universidad Autónoma de Nuevo León, pasando por una situación muy similar a la señalada por su representante legal, en el municipio de San Pedro Garza García.

En aquella ocasión, los dueños de la constructora intentaron adquirir las bases para la licitaciones 05/2012, 06/2012 y 07/2012, para construir edificios, salas y oficinas.

Sin embargo, durante el proceso las bases de licitación les fueron negadas por no estar dentro del padrón de proveedores de la Máxima Casa de Estudios, según trascendió en medios de comunicación.

Por esta razón, los representantes legales de la empresa interpusieron el juicio de amparo 373/2012.

Fue el 30 de mayo de 2012 que el juez primero de Distrito en Materia Administrativa suspendió definitivamente el fallo de estas tres licitaciones hasta que se resuelva el juicio de amparo.

En los juzgados federales se registran al menos cinco casos más que litigaba la mencionada desarrolladora en contra de diferentes autoridades.

El más antiguo de estos expedientes data de 2011 y es contra de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del Ayuntamiento de Monterrey, bajo el folio 864/2011; así como el 789/2011 contra la Directora de Control Urbano en este mismo año.

En las actuales gestiones, además de San Pedro Garza García, también existe la 1595/2013 en el municipio de Juárez

Así como un procedimiento de Amparo Queja, el 37/2013 contra el director local en Chihuahua del Organismo Cuenca del Río Bravo de la Comisión Nacional del Agua. Y el 1624/2013 contra las acciones del Director de Infraestructura de este mismo organismo. Ambos radicados en juzgados federales de Tamaulipas.

Durante la sesión de Cabildo del pasado lunes, el alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz Cortés, acusó a Ónix de chantajear al Ayuntamiento luego de lograr una suspensión provisional de amparo que les impide supuestamente continuar con los trabajos de la colonia Santa Elena.

Según el alcalde, la empresa le advirtió que retiraría el amparo sólo si el municipio le entregaba el contrato de obra.