Deportivo San Agustín exige que municipio cumpla leyes

El Consejo Directivo San Agustín hizo el llamado para que se suspenda la edificación del centro comercial Fashion Drive.

San Pedro Garza García

Que se actúe conforme a la ley y se suspenda la construcción del Fashion Drive, edificio involucrado en la explosión ocurrida en la avenida Lázaro Cárdenas, exigió ayer el Consejo Directivo del Deportivo San Agustín al municipio de San Pedro Garza García.

Esto porque la desarrolladora violó el reglamento municipal al construir pegado a la barda limítrofe con el deportivo, cuando debió dejar una distancia de 16 metros, por lo cual un juez habría ordenado la suspensión de la obra, la cual no se acató.

El 7 de agosto ocurrió el accidente en la zona de Valle Oriente y presuntamente se habría determinado proceder contra la construcción, pues representaba un riesgo, pero la desarrolladora pidió seguir con la edificación, aunque ahora el presidente del consejo del deportivo, Arturo Alejandro Camacho, pide que se cumpla la ley.

"Nosotros lo que queremos es respeto a la ley, que separen su muro los metros que tenga que estar separado, que me dejen arreglado mi drenaje sanitario y pluvial como estaba y que mi barda esté segura como siempre ha estado, no nos oponemos a que hagan su edificio pero que respeten la ley es todo lo que queremos", señaló.

Las actividades en la obra donde ocurrió el accidente continúan pese a que ya se presentó un informe que avala la orden del juez.

El representante legal del deportivo calificó como una incongruencia que la autoridad no cumpla en este caso la orden de un juez, mientras en casos como Tanarah está abogando por el respeto al reglamento.

"Hay un trabajo de equipo entre el municipio y el desarrollador porque uno dice una cosa y otro complementa, y el que gana es el desarrollador. Es completamente irregular porque el municipio tiene que cumplir la ley y no hacerle el favor al desarrollador".

Entre las afectaciones que presuntamente causó Fashion Drive está el redireccionamiento del drenaje sanitario sin autorización y la invasión del subsuelo con anclas para soportar el muro, dijo al consejo directivo.