“Revueltas luchaba por rescatar a la humanidad enajenada”

En la conferencia Pensar a José Revueltas, dirigida por el doctor Severo Iglesias, se abordó las formas y los personajes de las obras del escritor mexicano.
Severo Iglesias.
Severo Iglesias. (Especial)

Monterrey

Como parte del proyecto Tres centenarios mexicanos, organizado por Conarte y Conaculta, a través de la Casa de la Cultura de Nuevo León, se presentó en la ciudad la conferencia Pensar a José Revueltas.

En la charla, dirigida por el doctor Severo Iglesias, se abordó las formas y los personajes de las obras del escritor mexicano y en ello se destacó las situaciones inhumanas a las que se enfrentaron cada uno de ellos, considerándolos una humanidad enajenada, podrida y perversa en la que se ha convertido el ser humano, según explicó el experto.

"José Revueltas luchaba por rescatar a la humanidad enajenada", aseguró el conferencista.

Además de la conferencia, también se realizó un círculo de lectura y un ciclo de cine en torno a la figura del también activista.

El evento de Tres centenarios mexicanos, que se encuentra dentro del programa Nuevo León, polo cultural de México, incluyó también la presentación de figuras de las letras como Octavio Paz y Efraín Huerta.

"En sus obras Revueltas está pintando a la humanidad... la literatura es ficción, me decía José, pero hay algo real allí. Fui periodista de nota roja y todas las noches cubría asesinatos, asaltos violentos, esto era el espejo de la ciudad. Entonces la materia prima del escritor tiene que ver mucho con lo que ha vivido.

"En las obras están las vivencias. Y allí está también la diferencia con muchos literatos que son mis amigos".

El conferencista se destaca por representar el pensamiento filosófico nacional y porque fue partícipe del movimiento universitario de autonomía de la Universidad de Nuevo León en 1969.

"Y esta literatura yo lo defiendo, expresaba Revueltas. Yo le llamo surrealismo dialéctico, porque es capaz de encontrar en lo más profundo de la podredumbre rasgos de humanidad, donde aún algo puede salvarse y moverse entonces en el terreno de la contradicción", dijo.