Cierran 20 de 60 casas hogar privadas de NL en los últimos 3 años

Algunos centros han cesado actividades debido a que no pueden cumplir los requisitos de ley.
Actualmente hay 949 menores en espacios de asistencia particulares.
Actualmente hay 949 menores en espacios de asistencia particulares. (Raúl Palacios)

Monterrey

Una ley en Nuevo León y un tope de 7 por ciento en el deducible de donativos han provocado en los últimos tres años el cierre de 35 por ciento de las casas hogar privadas.

De 2011 a la fecha han cesado actividades 20 de los 60 recintos privados, debido a que no pueden cumplir con los requisitos de la Ley de Instituciones Asistenciales que tienen bajo su guarda y custodia o ambas a niños, niñas y adolescentes en el estado de Nuevo León.

Una más, Arcoiris de Jesús ABP,  trató de operar sin verificación de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, pero no lo consiguió y fue clausurada.

El espacio de corte religioso albergaba a una veintena de pequeños, niños y niñas, cuyas madres estaban internadas en el penal del Topo Chico.

Tras varios litigios con el Desarrollo Integral para la Familia (DIF), que llegaron incluso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cerraron sus puertas.

Actualmente hay 949 menores en las casas hogar que operan de modo privado y 548 en custodia del estado.

De acuerdo a Claudia Madero, directora de la casa hogar La Gran Familia, ubicada en Santiago, las nuevas reglamentaciones han implicado a las instituciones mayor labor.

“Nos ha implicado mucho trabajo, mucho orden, pero es muy positivo porque llegas a tener como concentrado todo lo del niño en un solo expediente”, resaltó.

El trabajo no ha incrementado sólo en las nuevas disposiciones, sino también se han tenido que reforzar las labores para atraer donativos.

A partir de 2007, el límite de los donativos a instituciones toparon en un siete por ciento en deducción de impuestos y ha provocado baja de aportes económicos.

“Se ha detenido siempre un poquito porque como los limitan a 7 por ciento. Afortunadamente vamos saliendo, pero las empresas están buscando cómo sí ayudar”, detalló el contador de la casa hogar La Gran Familia, Jesús Guadalupe Tamez.

“Hay compañías en Nuevo León que se promueven como socialmente responsables y nos donan sus productos, como Lala, Sigma, que nos dan mensualmente. Oxxo nos está dando el redondeo de las sucursales de Allende hasta Ciudad Victoria”, detalló Madero.

En tanto, Jesús Tamez comentó que tras el cambio en la reducción de deducción de impuestos, se ha tenido que reforzar el departamento de procuración de fondos.

“Tenemos varias campañas para vestir, artículos de higiene, que vienen de unos 50 donadores (variables), personas físicas, morales, fundaciones y anónimos”, indicó.

Otra de las reglamentaciones que ha puesto “en cintura” a las casas hogar son los requisitos y el recibo de donativos para no afectar las operaciones.

“Tienes que adaptarte y cumplir rápidamente porque si te tardas afecta la operación”, señaló.

La Gran Familia, fundada en 1981 en Nuevo León, no tiene ninguna relación con la casa hogar del mismo nombre en Zamora, Michoacán, donde rescataron a casi 500 menores de edad.

Claves

Refuerzan labores

- Las casas hogar deben cumplir con los requisitos que marca la Ley de Instituciones Asistenciales que tienen bajo su guarda y custodia o ambas a niños, niñas y adolescentes en el estado de Nuevo León.

- En 2007 el límite de los donativos a instituciones toparon en un 7 por ciento en deducción de impuestos, lo que ha provocado una baja de aportaciones.

- Recientemente fue clausurado el centro de asistencia Arcoiris de Jesús ABP, pues no contaba con la verificación de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia.