Cerveza acapara 95% de producción aplicada

Recurso ayuda a la biotecnología.

Monterrey

Aproximadamente el 95 por ciento de la producción aplicada de la biotecnología son en el sector cerveza, aportando 330 billones de euros a nivel mundial. El segundo lugar lo ocupa la producción de bioetanol, que aporta solamente el 1.45 por ciento.

Esta situación se repite también en México, a pesar de que en cuanto a cantidades de producción no se compara con otros países.

“La mayor cantidad de entrada de dinero de la biotecnología mexicana es a través de la cerveza”, señaló Luis Galán Wong, director del Instituto de Biotecnología de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Destacó además que las compañías biotecnológicas se concentran en cuatro “regiones” del mundo, teniendo el primer lugar Europa (con mil 613), le sigue Estados Unidos (con mil 415), Asia-Pacífico (con 716) y Canadá (con 459).

De estas, la mayoría se dedican al sector terapéutico. Le siguen las del sector diagnósticos; genómica, proteómica y tecnologías emergentes, biotecnología industrial, y tecnologías de descubrimiento de drogas y servicios.

Muy por detrás, quedan aquellas dedicadas al diseño de drogas y las agrobiotecnologías.

Esto, de acuerdo con un estudio publicado en el libro “Compañía de Biotecnología Públicas y Privadas a Nivel Mundial”, elaborado por el Instituto de Biotecnología de la UANL.

Sin embargo, hay ciertos sectores de la biotecnología que están siendo impulsados tanto por las empresas como por los investigadores. Hay temas que se están tratando de trabajar y retomar como el biodiesel, o de biosalud.

“Las industrias más importantes en este sentido son la agrícola, el medioambiente, y médica. Y de ahí cae todo lo demás. Probablemente biotecnología industrial en parte de equipo pero principalmente son esos”, señaló.

Ante esto, Galán Wong argumentó que los investigadores mexicanos se enfrentan a problemáticas de competencia contra el resto del mundo, donde si existe financiamiento y apoyo a este tipo de proyectos.

Pese a que existe talento humano altamente capacitado, vinculación con empresas mexicanas y hasta internacionales y recurso biológico en la región.

“Hay muchas células de bacteria y hongos que no se han recuperado de los medios ambientes naturales que no se han recuperado. Tenemos aquí un cuerpo docente muy interesante trabajando y buscando en aguas termales material biológico diverso”.

El Instituto de Biotecnología ha invertido en los últimos años un aproximado de 500 millones de pesos, de acuerdo con Galán Wong.