Avanza la catalogación en el archivo de Abasolo

Procesos similares, en los que también participa Conarte, se realizan en Cadereyta e Higueras.
Los textos son paleografiados.
Los textos son paleografiados. (Gustavo Mendoza Lemus)

Abasolo

Nombres que aparecen por casi medio siglo, el reparto de tierras o el paso de la Intervención Francesa son algunos de los pasajes que resguarda el archivo histórico de Abasolo, el cual se encuentra en la última etapa de su catalogación.

El proyecto es emprendido por el Consejo para la Cultura y las Artes del estado (Conarte) en conjunto con el Ayuntamiento, donde para culminar el proceso se habilitará un espacio especial para la protección del acervo.

Con poco más de tres meses de trabajo se ha protegido la documentación equivalente a 63 cajas, en donde se resguardan cerca de cuatro mil "guardas", es decir, un legajo especial que cubre de una hasta varias "fojas" de papelería.

Raymundo Alarcón y Moisés Domínguez son los encargados de este minucioso trabajo, pues además de la limpieza y ordenamiento de los papeles tienen que descifrar lo escrito, dado lo ornamentado de la escritura antigua. A esta técnica de lectura se le llama paleografía.

"El trabajo más difícil es averiguar qué dice el documento, paleografiarlo como dicen. Ya el siglo XX será más fácil, pues ya escribían a máquina", apunta Raymundo Alarcón.

El documento más antiguo de Abasolo se sitúa en 1746.

El acervo histórico de este municipio tiene especial importancia porque ahí se conserva la documentación relacionada a todo el Valle de las Salinas, que se componía de los municipios de El Carmen, Hidalgo y Salinas Victoria.

Correspondencia entre los alcaldes mayores y las autoridades estatales o de la Ciudad de México; reparto de tierras, su compra o herencias reclamadas; el paso de la Invasión Norteamericana o la Intervención Francesa, son sólo algunas de las historias que se pueden encontrar en estos documentos.

Santiago Méndez, director de cultura de Abasolo, indicó que el acervo será trasladado a un edificio continuo a la Biblioteca "Profesor Alfredo Solís Elizondo", el cual se habilitará con inmobiliario especial para la protección de los documentos.

Por su parte Conarte otorgará al municipio una computadora y un escáner para que se pueda completar el proceso de digitalización de los papeles más antiguos.

Complementario al trabajo de recuperación del archivo de Abasolo, el organismo cultural apoya tareas similares en los municipios de Cadereyta e Higueras.