“Hay otros casos bien arbitrarios y SP se hace loco”

Pide abogado que se aplique ley pareja a construcciones irregulares.
Federico Fernández.
Federico Fernández. (Carlos Rangel)

Monterrey

Si el municipio de San Pedro tomará acciones legales contra las construcciones irregulares de la ciudad, no se deben de concentrar sólo en la torre Tanarah, consideró el abogado Federico Fernández.

“Habla bien de que se esté tratando de aplicar la ley, pero que sea pareja. Es un buen ejemplo de legalidad, ya que por lo general no se respeta la ley en México”, señaló el abogado.

Fernández mencionó que en los últimos días se dio a conocer una lista de otras construcciones en el municipio de San Pedro que podrían tener irregularidades, la cual fue presentada por la defensa de Francisco Montemayor, propietario de la torre Tanarah. La defensa pidió en esa ocasión que se investigara a dichas construcciones.

Para Fernández es importante que se investigue la situación de esas obras, ya que aunque bien consideró que algunas de las mencionadas tienen todas sus licencias y permisos en orden, podría haber algunas que estén cayendo en irregularidades.

“Hay otros casos bien arbitrarios y San Pedro se hace loco”, señaló.

Y es que además consideró que se podría tratar de un asunto personal ya que, señaló, era sabido que la torre Tanarah se había excedido en altura desde antes de que se iniciara con las investigaciones del municipio y no se habían tomado acciones previas.

“Desde antes ya todo el mundo sabía que tenían metros de más de construcción. Lo de la grúa hace un año fue un pretexto para empezar el procedimiento, para no ir de oficio. Fue el colmo, paralizó San Pedro. Fue un caos, fueron muchos días lo que se tardaron para remediar la situación, pero es un pretexto, ya se sabía que había problemas desde antes que se cayera la grúa. Fue el pretexto para voltear a ver la torre”, aseguró.

Sin embargo, consideró innecesario que el alcalde sampetrino Ugo Ruiz hiciera presencia el viernes en la torre para dar inicio a los trabajos de demolición de los metros excedentes de altura en la construcción, y señaló que fue un acto con un mensaje personal de trasfondo.

“No sé por qué el alcalde fue ahí, pero pienso que fue porque quería dar un mensaje a alguien. No tanto para lucirse, como se ha dicho; fue para dar un mensaje a alguien relacionado a Tanarah”.

Fernández llegó incluso a considerar que se trató de un mensaje para la defensa de Montemayor, Javier Livas.

Sin embargo, en cuanto a si los afectados podrían implementar medidas legales en contra del alcalde, el abogado señaló que no, ya que si realmente el municipio tiene razón en que la construcción presenta riesgos debido a su altura, se tendrían atribuciones para iniciar con la demolición de la torre.

“Le sugeriría que fuera él mismo (Ugo) ante el Ayuntamiento a presentar el caso y que ellos decidan si hizo bien o mal al ir a la demolición, y que ellos lo resuelvan. Si él sabe que tenía atribuciones de ir, que lo haga. En el peor de los casos, lo único que recibirá será una amonestación”, dijo.