Arrestos en Texas reactivan caso Hernán Belden

Los interrogatorios de tres sujetos detenidos en McAllen el pasado 5 de septiembre, aportaron datos importantes sobre la ejecución del ex diputado panista.

Monterrey

La detención de tres sujetos en McAllen el pasado 5 de septiembre, luego de cruzar hacia los Estados Unidos por el puente internacional de Anzaldúas, en Reynosa, reactivó las investigaciones del asesinato de Hernán Belden Elizondo.

El crimen del ex diputado panista, quien apareció muerto en un baldío de Santa Catarina, tras ser privado de su libertad por un comando el 7 de septiembre de 2012, permanece impune hasta la fecha.

Fuentes de la Procuraduría de Justicia (PGJE) revelaron que el caso dio un giro luego de las detenciones de Jesús Gerardo Ledezma Campano, así como de su padre, Jesús Gerardo Ledezma Cepeda y del primo de este último, José Luis Cepeda Cortés, por policías federales del vecino país.

Gracias a la colaboración entre las autoridades investigadoras de ambos países, de los interrogatorios efectuados se desprendieron datos importantes sobre la ejecución de Belden Elizondo.

Con ello, la PGJE obtuvo ante el juez del caso Belden dos órdenes de cateo que fueron cumplimentadas esta semana por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones en dos colonias del sur de Monterrey.

De dichas pruebas documentales se habría desprendido información relacionada con el asesinato de Belden, pues Ledezma Campano tendría una relación no oficial con la Policía de San Pedro para intercambio de información.

Según las fuentes, se analizan más pistas facilitadas por los investigadores estadunidenses, por lo que es posible que las investigaciones vuelvan a acelerarse en breve.