Casas de interés social tendrán paneles fotovoltaicos

Infonavit ofrece línea de crédito para este modelo ahorrador y ecológico.
Canavati señaló que desde el 29 de julio fue aprobada la instalación.
Canavati señaló que desde el 29 de julio fue aprobada la instalación. (Roberto Alanís)

Monterrey

A partir del 29 de julio de este año el Consejo de Administración del Instituto del Fondo de la Vivienda para el Trabajador (Infonavit) aprobó la incorporación de paneles solares o fotovoltaicos y ecualizadores de corriente de energía eléctrica en los planes de hipoteca verde otorgados por el mismo.

Ya desde el 2011 se incluía en las viviendas paneles solares que funcionan como calentadores de agua, sin embargo estos sólo se utilizaban en zonas del país con climas más fríos. Nuevo León no entra en este sistema, explicó el delegado del Infonavit en la entidad, Ricardo Canavati.

Esto, debido a que se trata de una zona con un clima más cálido. Pero la generación de energía eléctrica sí podrá ser aprovechada por la entidad, ya que lo aprobado por el Consejo del Instituto incluye a todas las zonas del país.

En Nuevo León, explicó, todavía no existen viviendas de interés social que se hayan construido bajo este sistema, pero sí existen opciones para que los derechohabientes instalen este tipo de paneles en sus hogares mediante un programa de apoyo de financiamiento del Infonavit.

“Existe una línea de crédito, que funciona como una mejora a la vivienda. Que es la Línea 4, sin afectación estructural y sin hipoteca, lo que significa que la vivienda no queda hipotecada a favor del Infonavit.

“Otorgamos el crédito pero en cuanto se instala y se aplica el recurso, se hace el cobro del préstamo a través del saldo de ahorro. De esa forma, sí se han adquirido y sí está funcionando. Se está manejando cada vez más para generar energía eléctrica”, detalló.

Esta línea de crédito arrancó hasta tres años, informó, y se ha mantenido en un constante crecimiento. Este beneficio es para aquellas personas que ya cuentan con una vivienda, ya que se trata de una mejora a ésta.

Actualmente, no funciona para programas como Arrendavit, ya que la vivienda no pertenece al derechohabiente, pero una vez que éste decida adquirirla (si es el caso) podrá tener acceso a esta línea de crédito.

El Infonavit, recordó Canavati, ha hecho un compromiso con el ecosistema por lo que lanzó el programa Vivienda Verde que arrancó en el 2009 y es obligatorio para todos los desarrolladores desde el 2011.

Esto significa que el derechohabiente adquiere una vivienda con tecnologías “eficientes” que disminuye el consumo de agua, energía eléctrica y gas.

Según explicó el delegado estatal, este tipo de vivienda otorga beneficios a los habitantes del hogar como ahorro en el gasto familiar, contribuye al uso eficiente y racional de los recursos naturales, otorga ahorros mensuales que ayudan a pagar el crédito otorgado por la institución, da un incremento al valor patrimonial de la vivienda.

En el primer semestre del año, se han colocado más de 28 mil créditos con productos de Hipoteca Verde, aseguró. Lo que representa más del 96 por ciento de todos sus productos de crédito.