'Tribus' panistas pactan realizar encuestas para elegir candidatos

Mesa Nuevo León se reúne a puerta cerrada en sede del Comité Ejecutivo Nacional albiazul.
Desde hace meses, sectores de Acción Nacional han negociado el reparto político de la entidad.
Desde hace meses, sectores de Acción Nacional han negociado el reparto político de la entidad. (Cuartoscuro)

México

Los liderazgos panistas del estado que conforman la llamada Mesa Nuevo León pactaron este miércoles valerse de encuestas para definir las candidaturas para las alcaldías de Monterrey y Guadalupe, así como para la gubernatura del estado.

Durante una reunión a puerta cerrada en la sede del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, las cabezas de distintas fuerzas al interior del partido en Nuevo León acordaron refrendar la decisión de utilizar estudios de opinión que habían sugerido hace algunas semanas, aunque había trascendido la posibilidad de hacerlas a un lado por desconfianza de algunas partes.

El acuerdo contempla también que a pesar de los acuerdos que se hagan en la mesa, el PAN busque realizar elecciones internas por el método tradicional de convención de delegados, aunque con la consigna de que sea con candidatos de unidad, es decir, con un solo nombre en las boletas de votación.

Al encuentro que inició pasadas las 17:00 acudieron el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero; el secretario general del CEN, Ricardo Anaya; la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes; el senador Raúl Gracia Guzmán; el líder del Grupo San Nicolás, Zeferino Salgado y los diputados federales Víctor Fuentes Solís, Arturo Salinas Garza y Fernando Larrazabal Bretón.

También participaron en el encuentro José Alfredo Pérez Bernal e Iván Garza Téllez, dirigentes estatal y municipal del PAN en Monterrey, respectivamente, así como el secretario general del Comité Ejecutivo Estatal, Mauro Guerra.

Desde hace semanas trascendió que el PAN recurriría a una encuesta que ya está en proceso para definir a su candidato para suceder a Margarita Arellanes en la alcaldía regiomontana.

Según fuentes que atestiguaron el encuentro, el mismo ejercicio se aplicará en Guadalupe y en la gubernatura.

Tanto en Monterrey como en Guadalupe hay diferentes panistas a quienes se les ha mencionado como posibles candidatos, sin que hasta la fecha haya uno hacia cual se incline la tendencia.

Desde la reelección de Madero como presidente nacional del PAN, la demanda de los liderazgos panistas en Nuevo León ha sido que las candidaturas se definan mediante un acuerdo con los grupos locales, y no se recurra nuevamente a la designación directa o dedazo, como ocurrió hace seis años con el nombramiento de Fernando Elizondo Barragán como candidato a gobernador.

A raíz de esta exigencia fue que el presidente panista convocó la llamada Mesa Nuevo León, donde se ha negociado desde hace meses el reparto político de Nuevo León entre los grupos con mayor poder al interior del blanquiazul en la entidad.

Aunque se esperaba un pronunciamiento al término de la reunión, no hubo tal.