Precandidatos que 'se pasen de listos' van para fuera: CEE

La ley electoral contempla la pérdida del registro para los aspirantes que se 'emocionen' y caigan en proselitismo mientras buscan el voto de la militancia.

Monterrey

Los precandidatos deben restringir su campaña y eventos al interior de su militancia o arriesgarse a sanciones que pueden incluir la pérdida de su registro en caso de resultar electos, advirtió el presidente de la Comisión Estatal Electoral de Nuevo León, Mario Alberto Garza Castillo.

Desde este sábado 10 de enero y hasta el 28 de febrero, los aspirantes a representar a sus partidos en los distintos puestos de elección popular podrán solicitar el voto de sus compañeros.

"El tema de las precampañas es un tema inherente a la vida interna de los partidos políticos y tienen sus proceso de selección de candidatos y el llamado es justamente que se circunscriban a respetar el proceso de precampaña y no hacer campaña o proselitismo.

"Los procesos están muy delimitados en la ley, la precampaña es para buscar ser el candidato y la campaña es para buscar ser electo como representante público", insistió.

Garza Castillo dijo que el respeto a los topes de gastos en las precampañas es básico y la nueva ley contempla tanto nuevas sanciones, como también nuevos procesos de fiscalización.

Cada precandidato a la gubernatura del estado, podrá gastar hasta 8 millones 882 mil pesos en la búsqueda del voto de sus correligionarios; estos recursos saldrían de las arcas de los partidos político y de aportaciones de simpatizantes.

Estos recursos podrían ser invertidos en gastos de propaganda como la pinta de bardas y mantas, impresión de volantes y pancartas, equipos de sonido, eventos políticos realizados en lugares alquilados, propaganda utilitaria y otros similares.

También se puede adquirir propaganda utilitaria siempre que cada unidad no superar el costo de un salario mínimo, aproximadamente 70 pesos.

Los precandidatos podrán gastar en sueldos, rentas, muebles, viáticos y gastos de representación, además de anuncios publicitarios en medios impresos.

"En las precampañas se hace un tope de gastos, se fija a los precandidatos, que no a los partidos un tope, y hay que circunscribirse a respetarlo, a no pasarlo, para estar en condiciones de obtener, en momento dado un registro a su candidatura si resulta exitoso.

"Los procesos internos son parte del proceso electoral, pero deben serlo al interior de los partidos políticos y los propios institutos políticos deben buscar que se respeten estas delimitaciones y su normatividad interna, son reglas que hay que respetar entre los militantes para que tengan sus procesos de legitimación de candidatos muy definidos", mencionó.

Las facultades de fiscalizaciones de recursos recaerán ahora en el Instituto Nacional Electoral, con la colaboración del organismo público local, sin embargo, para "agilizar" el proceso, todos los gastos deberán irse dando de alta el mismo día que se realicen.

Todo será parte de un sistema donde los precandidatos tendrán que dar cuenta de sus gastos al día y con ello los informes estarán ahora listos días después de que concluyan las precampañas y antes que inicie el proceso constitucional.

La suma total de gastos de precampaña para aspirantes a las 51 alcaldías del estado de Nuevo León es de 5 millones 788 mil pesos por cada partido político, éstas cantidades se van a dividir de un modo diferente dependiendo del municipio.

Para los precandidatos a Monterrey, el monto máximo de gasto es de un millón 59 mil pesos, mismos que se divide entre la cantidad de aspirantes registrados por cada partido político.

En el caso, por ejemplo de Guadalupe, el monto máximo es de 567 mil pesos, y de 129 mil para San Pedro.

Los aspirantes a ser candidatos a diputados locales, tendrán un tope de gasto de 3 millones 975 mil pesos, en total, entre los 26 precandidatos.