Callegenera culmina con recorrido en bicicleta por el centro de Monterrey

Cerca de 80 personas  se reunieron en el paseo cultural, el cual concluyó el festival.

Monterrey

Al menos unas 80 personas se reunieron este domingo para la clausura del festival cultural Callegenera, recorriendo las calles del primer cuadro de la ciudad y apreciando los espacios utilizados por los artistas participantes.

Los organizadores de Callegenera y colectivos regiomontanos como Pueblo Bicicletero decidieron culminar con este evento el festival cultural, y aprovecharon el domingo y la poca afluencia en las calles de Monterrey para recorrerlo sin problemas en sus bicicletas.

David Pulido, de Pueblo Bicicletero, explicó en entrevista con MILENIO Monterrey que se trata de una oportunidad de colaborar con los artistas de Callegenera y ver el arte urbano que nació en las pasadas semanas en algunos lugares emblemáticos del centro de Monterrey.

“Está muy padre para nosotros porque convive con nuestras ideas de recorrer nuestra ciudad, de conocerla, de disfrutarla, de compartir el espacio público en bicicleta y a la vez apreciar situaciones que le dan vida a nuestra ciudad, tal como el arte urbano. Sobre todo en el centro, que está tan golpeado por el abandono, y pues necesitamos de este arte para que de alguna manera sea más cálida la vida”, consideró Pulido.

El recorrido se concentró en las calles del primer cuadro de la ciudad, visitando espacios intervenidos en calles como Colón, Washington, Reforma, Madero y terminando en las calles del Barrio Antiguo.

El total de los espacios públicos intervenidos y que fueron visitados por los ciclistas fueron 18, aunque sólo en algunos se detuvieron para explicar el detalle detrás del mismo. Esto para evitar problemas y molestias en el tráfico de la urbe.

En este tema, Pulido recordó que el centro de la ciudad es un espacio poco amigable con los ciclistas.

Aseguró que es un lugar donde los ciclistas se ven expuestos a accidentes no sólo por la falta de cultura vial de los conductores, sino por el estado de las calles.

“Las condiciones no son buenas: la infraestructura es muy mala, la cultura vial en general da privilegios a los automovilistas, y tanto peatones como ciclistas la sufren en el centro. Las banquetas no existen”, puntualizó.