Se unen para vigilar calidad del aire que se respira en Monterrey

Con un observatorio ciudadano buscan crear conciencia sobre la problemática. 
Los integrantes de la agrupación buscan hacer conciencia.
Los integrantes de la agrupación buscan hacer conciencia. (Gustavo Mendoza)

Monterrey

Académicos, especialistas, empresarios, cronistas y activistas se han unido para vigilar los niveles de contaminación en el aire del área metropolitana, y para ello han conformado un observatorio ciudadano.

La creación de esta agrupación se da pues buscan crear conciencia sobre la mala calidad del aire que se respira en Monterrey y su área metropolitana, según expuso Alberto Garza Santos, director de PASA y uno de los promotores del Observatorio.

Los integrantes de la agrupación alertaron que las enfermedades relacionadas con la contaminación del aire cuestan el 4.4 por ciento del Producto Interno Bruto a nivel nacional.

A esto, agregó, está la mención de Monterrey como la ciudad más contaminada de México al registrar 36 microgramos de PM (partículas contaminantes) por metro cúbico, publicado por la Organización Mundial de la Salud en mayo del 2014.

"La contaminación del aire mata más gente que la guerra contra el narco", afirmó Alberto Garza Santos.

El Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire estará ofreciendo informes trimestrales sobre esta situación, donde su principal objetivo es hacer conciencia sobre los graves daños a la salud del regiomontano que genera esta contaminación.

Algunas de las personas que conforman el Observatorio son Alfonso Martínez y Ricardo Gómez, ambos consejero fundador de la fundación Mundo Sustentable; Gerardo Mejía, experto del Tecnológico de Monterrey; Emma González, consultora en protección civil; y Cosijopi Montero, de Reforestación Extrema, entre otros.

También fueron integrados los cronistas de los municipios de Guadalupe (Abel Jiménez) y de García (Antonio Flores) y el presidente de la Asociación Estatal de Cronistas Municipales Carlos Gómez Flores.

Por su parte, el cronista Antonio Guerrero Aguilar habló sobre cómo ha cambiado, para mal, el paisaje de La Huasteca y de Santa Catarina, principalmente por la contaminación.