Caída del petróleo pegaría hasta en 8% a finanzas de NL

El rubro de participaciones federales sería el más afectado, dijo el tesorero Rodolfo Gómez.
El funcionario participó en la reunión del IMEF, en el Club Industrial.
El funcionario participó en la reunión del IMEF, en el Club Industrial. (Leonel Rocha)

Monterrey

Las finanzas públicas de Nuevo León podrían tener una reducción de ingresos entre 6 y 8 por ciento a consecuencia de la caída del petróleo, señaló el tesorero estatal, Rodolfo Gómez Acosta.

Sin embargo, el secretario de Finanzas aseguró que el Estado cuenta con mecanismos para compensar y amortiguar la reducción de ingresos como la depuración de nomina magisterial, el programa de ordenamiento de finanzas y eficiencia recaudatoria.

"Previsiblemente andaríamos en un orden de un 6 a 8 por ciento, durante el 2015, estamos, insisto teniendo algunos mecanismos que nos permitan compensar esto.

"Tenemos un escenario que nos permite afortunadamente derivado de todas las medidas que hemos implementado, en donde podemos transitar el 2015 y estamos pendientes y monitoreando cuál es la condición para ver el efecto que pudiera haber en el mediano y largo plazo", manifestó tras su asistencia ayer a una reunión del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) en el Club Industrial.

Las participaciones federales, dijo, serían el rubro al que se impactaría aún más a consecuencia de la caída de los precios del petróleo a nivel internacional.

"Recordemos que es la caída del precio del petróleo incide directamente en el tamaño del fondo general participable, existe un fondo de estabilización que es el FEIEF (Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas) y existen también otros mecanismos que compensan la disminución en el FEIEF, ese es el rubro que finalmente se puede afectar", señaló.

El Programa de Ordenamiento Integral de las Finanzas Públicas, el fortalecimiento la base de ingresos, la eficiencia recaudatoria, ahorros derivados de la depuración de la nomina magisterial del FONE (Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa), estímulos que provienen derivadas de las reformas del Impuesto Sobre Producto del Trabajo (ISPT), son parte de los esquemas con los que el Estado plantea atenuar la baja de ingresos.

"Nos va a permitir amortiguar parte de la caída proyectada de los ingresos y tenemos también un incentivo por IEPS de combustibles que también nos puede compensar una parte de esa disminución de ingreso, así que tenemos un escenario de poder transitar bien durante el 2015 y estar monitoreando otro tipo de indicadores hacia 2016 y 2017", señaló.

Pese a lo anterior, el tesorero estatal destacó que Nuevo León ha trabajado en generar una especie de blindaje en las finanzas públicas, para efecto de palear la situación de este año, el posible efecto de contracción de los ingresos derivados de la caída del petróleo.

"En ese sentido tenemos incentivos importantes, ahorros proyectados, alternativas de ingreso que no teníamos anteriormente derivadas de la reformas y en ese sentido vamos a transitar ahora en el 2015", dijo.

En tanto, refirió que no se prevé un tipo de endeudamiento adicional al proyectado por el Estado este año.