Hay pocos avances para corregir reforma fiscal, asegura diputado

Juan Carlos Ruiz considera que los esfuerzos para reactivar la economía se quedaron cortos.
La expectativa de divisas y los ingresos fueron algunos puntos.
La expectativa de divisas y los ingresos fueron algunos puntos. (Cuartoscuro)

Monterrey

Aunque se realizaron muchos cambios a la propuesta original de la Ley de Ingresos para el ejercicio fiscal 2016, el diputado federal emanado del Partido Acción Nacional Juan Carlos Ruiz no consideró que se trate de una ley que beneficiará en gran medida al grueso de la población.

En entrevista para MILENIO Monterrey, el diputado aseguró que en su opinión se trata más bien de beneficios para las grandes empresas y no para aquellos con menores ingresos.

Explicó que se lograron algunos avances, pero pocos para corregir la "tóxica" reforma fiscal aprobada por el Ejecutivo y que entró en vigor el año pasado. Pero estos avances sirven más bien para beneficiar a aquellos que tienen mejor nivel socioeconómico.

Sin embargo, el diputado panista destacó puntos como la deducción inmediata de la inversión de bienes de activo fijo, el incremento del monto de los ingresos de las empresas que podrán gozar de este beneficio y el incremento del monto deducible por adquisición de automóviles.

También el incremento de límite del monto de deducciones de cuatro a cinco salarios mínimos elevados al año a personas físicas, y la deducción al 100 por ciento de los gastos vinculados a la incapacidad bajo los mismos requisitos para los gastos por honorarios médicos, dentales y hospitalarios.

En concreto, el diputado explicó que la Ley de Ingresos engloba una serie de puntos que buscan en cierto sentido mejorar las finanzas mexicanas y reactivar la economía, aunque se quedó algo corta.

Los puntos clave, de acuerdo a Ruiz, son aspectos como modificar la expectativa del tipo de cambio de 15.90 a 16.40 pesos ya que esto significará ingresos adicionales de unos 17 mil millones de pesos. También se cambió la estimación del precio del barril de petróleo (estimación que al mantenerse alta durante la Ley de Ingresos para el ejercicio fiscal 2015 afectó a las finanzas mexicanas cuando el precio de éste cayó).

Otro importante punto a considerar, es el marcar un techo de endeudamiento neto interno para el Gobierno Federal que asciende a 535 mil millones de pesos y un endeudamiento externo de 6 mil millones de dólares.

Sin embargo, Ruiz lamentó que la mayoría de los beneficios no se traduzcan en una mejora de vida para la mayor parte de la población, sino en pro de los intereses de las grandes empresas.

"Lo cierto es que esto no beneficiará a los que menos tienen, sino digamos a las grandes empresas, a los que más tienen. Son pocos los avances", consideró el diputado.