Sin avance el ramo de la construcción

La afectación no sólo es en la caída de empleo, también en la baja de las ventas de los negocios de materiales.
Los trabajadores han enfrentado menos oportunidades.
Los trabajadores han enfrentado menos oportunidades. (Carlos Rangel)

Monterrey

A pocos meses de concluir este año el sector de la construcción en la entidad, no muestra una recuperación ya que en al mes de agosto se han perdido más de 3 mil empleos respecto al mismo mes del año pasado, informó Data Nuevo León.

De acuerdo con el reporte estadístico al octavo mes, este sector reportó a 117 mil 84 personas empleados registrados en el IMSS, mientras que en agosto del año previo eran 120 mil 398 trabajadores, es decir, una disminución de 3 mil 314 fuentes de trabajo (que significa una caída de un 3 por ciento anual).

El reporte estadístico detalla que en el acumulado de ocho meses en lo que va de 2013, se han generado 3 mil 412 empleos, sin embargo, en el mismo periodo acumulado del año pasado sumaban 12 mil 131 los nuevos trabajos creados.

Malaquías Aguirre López, presidente de la Asociación de Distribuidores de Materiales en Nuevo León, dijo que la industria de la construcción en la entidad se encuentra semi paralizada y según cálculos realizados en el gremio que representa se ha reducido la inversión en un 40 por ciento en obra pública y vivienda.

“Han arrancado algunas obras, pero comparativamente vamos muy mal este año respecto al año pasado”, consideró Malaquías Aguirre.

Por su parte Arturo Moyeda, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en el estado mencionó que la caída en empleo obedece a la escasa inversión en obra pública en los tres niveles de gobierno, además al cierre de este año espera reportar en total a 120 mil personas empleadas en esta industria:

"Ya inició la construcción de la línea 3 del Metro y a la inversión municipal en obra pública que se empezó a notar a partir de septiembre pasado.

"Se avizora una recuperación para el sector a partir del primer trimestre del 2014 cuando se implemente el Plan Nacional de Infraestructura, Programa 2014, y que los grandes proyectos que nuestra sociedad necesita como Monterrey VI, Línea 3 del Metro y los Programas de Construcción de infraestructura de los municipios estén debidamente funcionando", dijo.

Malaquias Aguirre comentó que un trabajador que se dedica a la obra de construcción percibe aproximadamente unos mil 500 pesos por semana, es decir, un sueldo mensual de 6 mil pesos o hasta 8 mil pesos.

Explicó que la afectación en esta industria, no sólo se observa en la caída de empleo sino también, en una disminución de las ventas en un 40 por ciento a los negocios expendedores de materiales para la construcción comparado con el año pasado.

César Gerardo Rodarte Rangel, presidente del Colegio de Arquitectos de Nuevo León, coincidió en que los socios del gremio han visto una disminución en el sector de la construcción.

Ricardo Alfonso Cantú Garza, presidente de la Federación de Colegios de Valuadores señaló que la disminución en la generación de empleo obedece a una menor edificación de obra pública y vivienda.

Respecto a una pronta recuperación de la industria, dijo que se ve difícil dado que hay incertidumbre por parte de las compañías constructoras por los impuestos previstos para la vivienda.