Aumenta uso de banca móvil a nivel nacional

De acuerdo a datos publicados por la firma CIU, los usuarios de Smartphone en México están empezando a descargar cada vez más aplicaciones bancarias, una de las más populares es la de Bancomer.

Monterrey

Los hábitos financieros de los mexicanos están cambiando de tal manera que actualmente el 18 por ciento de la población utiliza una aplicación móvil para realizar movimientos bancarios, según The Competitive Intelligence Unit (CIU).

“La mayoría de las personas están cambiando sus hábitos. Se están popularizando este tipo de aplicaciones en donde a través de un Smartphone, los usuarios pueden realizar transacciones, pagos, depósitos, cada vez más”, señaló Gonzalo Rojon director de análisis de competitividad de la firma CIU, en entrevista con MILENIO Monterrey.

Y es que, de acuerdo a datos publicados por la firma sobre los hábitos virtuales y digitales de los mexicanos, los usuarios de Smartphone en México están empezando a descargar cada vez más aplicaciones bancarias, siendo las tres más populares las de Bancomer, Banamex y Banorte.

En México, apuntó Rojon, existen 39.86 millones de Smartphone en uso, tanto del sistema operativo de Android como el iOs de Apple. La gran mayoría utiliza el sistema operativo de Android, con un 57 por ciento del total de los usuarios mexicanos utilizándolo, mientras que el sistema iOs de Apple solo alcanza al 14.4 por ciento de la población de usuarios de teléfonos móviles.

La aplicación de banca móvil más popular, de acuerdo a Rojon, sería la de Bancomer con un 35 por ciento, le seguiría Banamex con 30 por ciento, Banorte con 16 por ciento y HSBC con 7 por ciento. El resto – Afirme, Santander, Banco Azteca, o hasta el Sistema de Administración Tributario (SAT), entre otros- no alcanzan a recaudar ni siquiera el 2 por ciento de las descargas.

“Consideramos que los números de usuarios que acceden a estas aplicaciones son bajos, y es que no todas las personas que tienen Smartphone tienen acceso al sistema bancario. En México el sistema bancario está todavía muy acotado, estamos hablando que solo el 30 por ciento de la población tiene acceso al sistema financiero, y eso incluye tarjetas de crédito y de débito. Obviamente esto impacta en el uso de este tipo de aplicaciones y porqué todavía no ha crecido exponencialmente”, explicó el analista.

Consideró que se trata de una tendencia que crecerá en los próximos años debido a varios factores: la penetración del uso de Smartphone y la capacidad de las empresas de ofrecer servicios como pagos móviles.

Pronto, auguró Rojon, no habrá ni siquiera necesidad de visitar sucursales bancarias para realizar transacciones o pagos ya que la tecnología se habrá vuelto no solo una parte esencial de la rutina diaria, sino una herramienta que facilite las acciones que se realizan día con día.

“Están trabajando los bancos en hacer más horizontal la experiencia del usuario y hacía allá va el mundo; en otros países ya se está cambiando la forma en cómo se hacen negocios, en cómo se hacen pagos y en cómo se vive día a día”, recalcó Rojon.

“Es una combinación: estamos empezando a usarlas pero aún estamos en pañales en cuanto a la penetración de opciones de formas de pago o facilidades para realizar las transacciones”.