Plantean asociación de paleontología

El principal objetivo, dijo Luis Cepeda, es evitar abusos por falta de registros legales de fósiles.
Además dialogarán con pedreras para ubicar algunas piezas.
Además dialogarán con pedreras para ubicar algunas piezas. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Motivados por el coleccionismo privado pero en busca de generar mayor difusión sobre la riqueza de fósiles prehistóricos en Nuevo León, un grupo de personas trabajan en conformar una asociación civil de paleontología.

Luis Cepeda, coleccionista y promotor de la asociación, explicó que el principal objetivo es asesorar a los coleccionistas privados para que puedan tener en regla sus acervos de piezas fósiles, esto para evitar lo que calificó como un "calvario" y "abusos" por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) cuando no han registrado sus acervos legalmente.

Para ello se cuenta con la asesoría de Rodolfo Fierro, coleccionista y director general del Museo de Paleontología en Delicias, Chihuahua, quien visitó la ciudad la semana pasada.

"Se busca ofrecer una asesoría a todas las personas que han sufrido este 'calvario' o abusos por parte de las autoridades del INAH. Hoy hemos encontrado el apoyo de cien coleccionistas en Nuevo León, quienes están interesados", opinó.

Señaló que muchas personas se enfrentan ante hallazgos de fósiles –ya sean huesos de dinosaurios o impresiones de peces marinos en canteras- y no los reportan ante el desconocimiento legal.

Por ello se buscará tener contacto con las pedreras y empresas de la extracción de cantera en la entidad para fomentar la preservación y cuidado de los fósiles pues hoy en día muchos son destruidos, pues técnicamente "no saben qué hacer cuando encuentran uno".

"Por temor a la autoridad muchos de estos negocios esconden los hallazgos. Nosotros pretendemos crear una agrupación cultural y científica para darles toda la asesoría a esas personas", opinó.

Luis Cepeda vio confiscada por el Ministerio Público y el INAH Nuevo León una colección de fósiles que vendía en el establecimiento Mundo Prehistórico en el 2006. Cerca de siete años después, ganó una demanda interpuesta y las autoridades tuvieron que regresarle las piezas.

Sin embargo a un año y tres meses asegura que todavía le falta un maletín "y dos piezas de suma importancia" a devolver. Este miércoles se dará la respuesta de un juez Federal sobre un amparo interpuesto con la finalidad de que dichos artículos le sean regresados.