Asimilan a paso lento nuevo estilo de vida

La población trata de adaptarse al cambio  de actividades debido a la transformación.
El tránsito de vehículos de carga ha incrementado.
El tránsito de vehículos de carga ha incrementado. (Raúl Palacios)

Monterrey

Aunque se muestran emocionados y listos por la llegada de la armadora a su municipio, los habitantes de Pesquería han tenido que adaptarse rápidamente al boom industrial que ha modificado su estilo de vida, además del shock cultural por la llegada de miles de extranjeros.

Muchos de los habitantes del municipio han logrado beneficiarse por la llegada de Kia Motors, con mejores ventas en sus comercios, y ofertas de trabajo cerca de sus hogares.

Cálculos de la Secretaria de Desarrollo de Económico municipal destacan que al menos unos mil 800 habitantes han sido contratados por la armadora.

Pero eso no ha impedido que los mismos se percaten de incomodidades y cambio en su estilo de vida, desde tratar con el personal de Kia Motors proveniente de Corea del Sur y el shock cultural que esto involucra, hasta tener que lidiar con tráfico y horas pico que antes no existían.

Laura González, habitante de Pesquería fue una de las beneficiadas por trabajos temporales, al menos por el momento. Ha sido contratada por algunos directivos y trabajadores extranjeros para planchar ropa, así como preparar comidas junto a sus dos hijas para los miles de trabajadores que se encuentran construyendo las naves industriales.

Sin embargo, reconoció que existe cierta incomodidad por parte de los habitantes del municipio por tener que sufrir de horas pico y tráfico, derivado del tránsito de cientos o miles de vehículos de trabajadores y de carga pesada que transportan los materiales para la construcción.

“Antes no teníamos tráfico, y ahora tenemos hasta horas pico, sobre todo en las zonas de la entrada a Pesquería, y la carretera a Kia y Ternium. Hay muchísimos carros, camiones y camionetas que vienen y van todos los días, y pues no estábamos acostumbrados a eso”, argumentó.

La carretera hacia los Ramones (en donde se ubicará la armadora, y donde actualmente funciona Ternium Pesquería), hasta hace algunos meses era transitada sólo por trabajadores y camiones de Ternium, y unos cuantos viajantes. Actualmente, se ha convertido en una calle altamente transitada, con camiones de carga que viajan todo el día. Restaurantes, tiendas y puntos de descanso son también comunes en el lugar.

Carlos Hernández, otro habitante de Pesquería también habló con este medio para denunciar las complicaciones que esto le ha ocasionado a varias personas que actualmente laboran fuera del municipio.

“Yo trabajo en  Monterrey, y tengo que ir y venir todos los días. Yo no tengo trabajo en Kia y no sé si algún día voy a tener, y si me molesta pero lo entiendo. Espero que el Gobierno haga algo para que no haya tantos problemas... No estamos acostumbrados a todo este tráfico y suponemos que cuando empiecen a hacer los carros va a ser peor. Esperemos que se solucione”, comentó.