“Yo creo que Nuevo León se armó desde el 2004”

El investigador David Pérez Esparza ofreció una charla a los estudiantes de la EGAP sobre política armamentista.
El especialista dijo que podría repetirse el fantasma de la violencia.
El especialista dijo que podría repetirse el fantasma de la violencia. (Raúl Palacios)

Monterrey

Para el investigador David Pérez Esparza, los índices de criminalidad y violencia se han reducido en Nuevo León en parte por la saturación de armas, situación que ya no era rentable para las bandas del crimen organizado, por lo que dejaron de operar aquí para hacerlo en el sur o centro del país.

El master en Gobierno con acentuación en resolución de conflictos por la Universidad de Essex, Reino Unido y socio fundador del Proyecto Desarme México habló ante estudiantes de la EGAP en su charla "Política Armamentista de Estados Unidos en la Violencia con México".

En entrevista con MILENIO Monterrey, habló de la forma en que podría repetirse el fantasma de la violencia en el Estado, de cómo la producción de armas en Texas, está vinculada a la inseguridad que experimentó Nuevo León y de la denuncia que analizan interponer contra los gobiernos mexicanos y de Estados Unidos por la producción y compra de armas.

¿Por qué la reducción de la violencia en Nuevo León?

"Nuevo León ha hecho mucho y la Iniciativa Privada logró mucho con Fuerza Civil en reducir los índices delictivos, pero también lo que la evidencia dice en gran parte de esa reducción de homicidios podría deberse a que las bandas se han movido hacia el sur.

"Y al moverse hacia el sur se han llevado las armas, ¿por qué? Porque tengo la hipótesis de que Nuevo León ya es un mercado saturado, donde la existencia de un arma ya no genera realmente mucha rentabilidad.

"No es la única variable, porque Fuerza Civil fue un excelente ejercicio de parte de la Iniciativa Privada, no del Gobierno, pero hay mucha tentación de sobredimensionar a Fuerza Civil, que aún no se ha completado, el reclutamiento se mantiene... hay muchas variables, y una es el tema del tráfico de armas".

¿La producción de armas está vinculada a la violencia en México?

"Sí, y sobre todo hacia el norte de México, el caso de Nuevo León, cuando uno analiza la asociación entre la producción que tiene Texas, con la violencia que experimentó Nuevo León, es la misma línea, increíblemente parecida la tendencia de la producción con los homicidios, y no nada más homicidios, también extorsiones y secuestros".

¿Desde cuándo se armó Nuevo León?

"Yo creo que Nuevo León se armó desde el 2004 hasta el 2010 y 2011, y a partir del 2011 dejó de ser un mercado rentable, que fue justamente cuando la violencia empezó a bajar.

"Como en Ciudad Juárez o Tijuana que son mercados que se saturan y no bajan los índices (delictivos). El de Nuevo León tiene índices altísimos, pero la línea no es creciente, es estable o marginalmente a la baja, pero realmente tiene niveles altos".

¿Quién se armaba, los criminales o el Estado?

"Ambos, como la dinámica que platicaba: "Yo soy criminal y me armo, reto al Estado", éste se obliga a comprar y estamos al mismo nivel, "yo compro dos", ellos también compran dos, y así nos las vamos llevando, nadie gana".

¿Cuántas armas se decomisaron en el país?

"No se tiene el número exacto de Nuevo León, y la mayoría viene de Houston, pero son como 140 mil armas a nivel nacional y Nuevo León es de los pioneros, quisiera pensar en un 15 ó 20 por ciento, cuando el estado no es grande como Sonora o Chihuahua ni de los más poblados... Tiene más armas de las que debería tener, naturalmente en términos estadísticos".

¿Cómo pudiera volver la violencia a Nuevo León?

"Si se bloqueara (blindara) la Ciudad de México, como un escudo para detener las drogas, aunque ahorita deberían blindar por armas, sucederían dos cosas: (los criminales) se brincan (el DF) y se la pasan hacia el sur o se regresan hacia el norte".

¿Alistan una demanda contra los gobiernos de México y EU por producir y comprar armas?

"Se analiza la posibilidad de demandar y buscar responsables del tráfico de armas, sé que Sergio Aguayo va a presentar el impacto del operativo "Rápido y Furioso" (que permitió el ingreso de más de dos mil armas a México bajo la autorización de funcionarios de EU), y demandará a quien permitió eso, y también al gobierno de Estados Unidos".

"México debería dejar de comprar y dejar de pasar las armas, ahorita hay gente que está metiéndose de lleno para cambiar la Ley en México, ahorita hay reuniones para cambiar la Ley, hay iniciativas de Ley en el Congreso de la Unión para que las tiendas de supermercado como ocurre en Estados Unidos, puedas comprar un cuerno de chivo, pero en México, está prohibida la venta de armas de alto calibre".

¿México creció en la compra de armas?

"Es el único en el mundo que aumentó la compra de armas, creció el 5.6 por ciento en el 2013 comparativamente al año pasado; Brasil creció 0.5 y Venezuela también, los países europeos están bajando mucho, no esperaría eso".