Aplauden expertos Ley de Transición Energética

Consideran que mantiene la meta del país en energía limpia del 35 por ciento y establece umbrales de aprovechamiento calorífico y definiciones de energías limpias nuevas.
Los nuevos sistemas avanzan.
Los nuevos sistemas avanzan. (Roberto Alanís)

Monterrey

La recién aprobada Ley de Transición Energética cierra el paquete de las leyes secundarias de la reforma energética y pese a los temores de que afectara a las iniciativas de aplicar energías renovables en México, los especialistas en materia energética aplaudieron lo aprobado en la Cámara de Diputados.

Esto, al considerar que mantiene la meta del país en energía limpia del 35 por ciento y establece umbrales de aprovechamiento calorífico y definiciones de energías limpias nuevas, comentó en entrevista con MILENIO Monterrey la investigadora de Inteligencia Pública Liliana Estrada.

"La Ley de Transición Energética complementa a la Ley de Industria Eléctrica al fortalecer el marco de política para el desarrollo e implementación de las renovables y para la mejora de la eficiencia energética", manifestó Liliana Estrada.

Entre lo aprobado, Estrada resaltó puntos como el establecimiento de umbrales de aprovechamiento calorífico para la cogeneración (mayor de 70 por ciento) y umbrales de emisión de CO2e para definir "nuevas energías limpias" no establecidas por la Ley de la Industria Eléctrica; las modificaciones y escalonamiento de las fechas para cumplir las metas de energía limpia del 35 por ciento para el 2024 (del 25 por ciento al 2018, y 30 por ciento al 2021).

Asimismo, se creó el Programa de la Red Eléctrica Inteligente; amplía los alcances de la generación distribuida establecidos por la Ley de la Industria Eléctrica; amplía el marco legal, institucional y de política pública de la eficiencia energética.

Creó también el Fondo de Transición Energética y Aprovechamiento Sustentable de la Energía, y establece lineamientos para garantizar financiamiento para el aprovechamiento sustentable de la energía; ratifica los instrumentos de política pública del sector y los orienta para el cumplimiento de las metas de energía limpia y eficiencia.