Un año para cavar trincheras

Temas como discriminación, desaparición de personas y participación ciudadana, también robaron agenda.
Fotoarte: Mariano Espinosa
Fotoarte: Mariano Espinosa

Monterrey

Aunque 2013 es el primer año completo de ejercicio para las administraciones municipales, luego de los apenas dos meses de gobierno que les dejó 2012, eso no obstó para que Ayuntamientos del PAN y del PRI, así como el propio Gobierno del Estado, calentaran el ambiente político hacia la elección estatal.

En contraste con el trienio anterior, cuando la relación entre Monterrey y el estado fue estrecha al grado de causar incomodidad en el PAN, ahora la comunicación entre el Palacio de Cantera y el de Cristal se ha cargado de cuestionamientos, concretamente por el reparto de recursos y la inseguridad, entre otros temas.

Desde el Fondo Metropolitano hasta la permanencia de la Secretaría de la Marina en Nuevo León fueron motivo de disputa pública.

Sin embargo, la agenda de 2013 también tuvo su dosis de contingencia con el azote del huracán Ingrid, que si bien revivió los temores del Alex, no alcanzó su poder destructivo.

En tanto, San Pedro dejó atrás las polémicas de Mauricio Fernández, aunque ya con Ugo Ruiz al frente, el tema se concentró en las múltiples anomalías en el área de Desarrollo Urbano que estallaron de manera accidental: el derrumbe de una grúa de la torre Tanarah, generó una investigación hasta confirmar que decenas de edificios violaban la normativa de desarrollo urbano.

Mientras, el Congreso del Estado logró ponerse una estrellita al aprobar una Ley de Víctimas, pero fracasó en la reforma constitucional de Participación Ciudadana.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]