Impulsan a alumnas a ser investigadoras

Dos mil 500 estudiantes de 29 preparatorias participarán en una estancia con talleres de científicos.
Se promoverán las áreas de ingeniería, química y física, entre otras.
Se promoverán las áreas de ingeniería, química y física, entre otras. (Raúl Palacios)

Monterrey

A través del programa "Mujeres en la Ciencia", la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y el Instituto de Innovación y Transferencia de Tecnología buscan impulsar la vocación de investigadoras científicas entre las estudiantes universitarias de carreras de Ingeniería, Química, Física, Ciencias y Tecnología incrementen su participación en estas disciplinas.

De esta manera, unas dos mil 500 jóvenes de 29 preparatorias de la UANL participarán en una estancia de tres meses, en donde investigadoras les impartirán talleres de nanotecnología, biotecnología, aeronáutica y energías renovables.

Jesús Áncer Rodríguez, rector de la Máxima Casa de Estudios, dijo que éste es un programa que cuenta con el apoyo de Conacyt y el Instituto de Investigación e Innovación y Tecnología, que preside el doctor Jaime Parada.

Señaló que se pretende que estas jovencitas se impregnen del ambiente de investigación científica.

"Es un programa único en el país donde la Universidad está impulsando, a través de los 37 centros de investigación. Creemos que es la forma de tener vocaciones y la manera de inducir a que las jóvenes se dediquen a la investigación científica.

"Entre las facultades que están participando son: Arquitectura, FIME, Ciencias Químicas, Ingeniería Civil, Ciencias Biológicas y Físico y Matemático".

En entrevista posterior a la inauguración de los trabajos de estos talleres, el rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León mencionó que tomarán estos cursos unas dos mil 500 mujeres; el año pasado fueron mil 300, y cada año va a ir aumentando el número de participantes en el programa.

Señaló que actualmente del sistema de investigadores, 40 por ciento son mujeres.

Explicó que la selección se hace por vocación y son las estudiantes las que optan por continuar en la investigación.

Áncer consideró que la formación es la función más importante de una institución educativa.

"Lo que queremos es que la ciencia y el conocimiento avancen y la única forma de lograrlo es sembrando la semilla".

Dijo que la matrícula de la Universidad es 50 por ciento mujeres y 50 por ciento hombres, y la parte directiva de la institución anda en 40 por ciento de participación de mujeres en cargos directivos.

"Hoy la Universidad tiene un centro de estudios de género, tiene una maestría y una política pública integral, de tal forma que estamos dando espacio a la parte de igualdad, y sobre todo, de desarrollo".