“Si alguien quiere bailar con el secretario, pásele”

El titular de Desarrollo Social no había tenido un encuentro con adultos y madres de familia por el paso de "Ingrid".
Algunas mujeres subieron al escenario y bailaron con Federico Vargas.
Algunas mujeres subieron al escenario y bailaron con Federico Vargas. (Especial)

Monterrey

“Qué joven y guapo está, mírenlo”, exclamó doña Aurorita, una mujer de la tercera edad, mientras abrazaba a Federico Vargas Rodríguez, que correspondió con un beso en la mejilla a la señora, una sonrisa y un abrazo.

Minutos antes, el joven de treinta y tantos años llegó al ritmo de la música de Diego Torres “Celebra la Vida” –una suerte de himno durante la campaña a la Gubernatura de Rodrigo Medina de la Cruz-, saludó de beso y mano a todos los asistentes al evento y llegó al escenario en medio de aplausos.

Bailó y se dejó querer por las mujeres, recibió palabras de aliento, prometió nuevos apoyos y fue seguido de cerca por cámaras que no perdían detalle de sus palabras y movimientos.

Así, con toda la parafernalia propia de un acto proselitista, el secretario de Desarrollo Social encabezó ayer la entrega de apoyos para Jefas de Familia y Adultos Mayores en el patio de lo que anteriormente era la Secretaría de Obras Públicas.

“Hola, soy Federico Vargas, nuevo secretario de Desarrollo Social”, se presentó ante los asistentes.

Acto seguido, presumió que apenas lo nombraron en el cargo, se vinieron las lluvias del fenómeno Ingrid y tuvo que salir a la calle, por lo que no había tenido oportunidad de llevar a cabo un evento de esta naturaleza.

“Es una entrega de 920 apoyos a jefas de familia y adultos mayores, 420 a jefas de familia y 500 para adultos mayores.

“Ahorita vamos a platicar con ellos y a anunciar que en los próximos días estaremos presentando un esquema en donde queremos incluir a las jefas de familia en la vida productiva, vamos a llevar los microcréditos, vamos a llevar talleres, capacitaciones para las jefas de familia”, explicó.

Apenas concluyó la entrega simbólica de los apoyos, el funcionario decidió que era momento de pulir el piso con sus mejores pasos de baile; con micrófono en mano dio por cerrada la parte oficial, pero aclaró que deseaba quedarse a bailar con cuantas quisieran.

De inmediato subió la primera al escenario, una mujer de la tercera edad que hizo ver su suerte al joven secretario.

“A ver, señoras, si alguien quiere bailar con nuestro secretario Federico Vargas Rodríguez, pues pásele, vamos a bailar”, arengaba el maestro de ceremonias.

Dos mujeres más respondieron al llamado y Vargas se dejó querer, sacó sus mejores pasos y terminó como pudo con la encomienda de hacer felices a las asistentes al evento, que además del apoyo, se llevaron una cosmetiquera y un abanico de mano.

Una cámara de video y dos fotógrafos de gobierno captaron todos los movimientos del funcionario, que apenas la semana pasada encabezó un macro evento junto al gobernador Rodrigo Medina.

“Búscame la próxima semana”, respondió el secretario cuando se le pidió una entrevista para hablar sobre sus aspiraciones personales.