Salud continuará revisión de jimenenses

La dependencia invitó a quienes crean estar enfermos a acudir a la clínica más cercana 

Cadereyta

A pesar de que se descartó la contaminación de pozos y norias de los ejidos cercanos al río San Juan, la Secretaría de Salud de Nuevo León se mantendrá al pendiente de los habitantes de aquella zona.

Francisco González Alanís, subsecretario de Regulación Sanitaria, señaló que aquellas personas que tengan alguna inquietud o padecimiento que pudiera estar relacionado con problemas de contaminación deben acudir a cualquier Centro de Salud.

El funcionario corroboró la versión emitida en el informe oficial, en el sentido de que no se detectaron residuos de hidrocarburo en ninguno de los pozos o norias de 21 comunidades revisadas.

"Si existiera (temor o inquietud) por parte de alguno de los habitantes de la región, que acudan a su centro de salud y los seguiremos atendiendo como lo hemos hecho hasta el momento", reiteró.

Desde el pasado mes de agosto, tras el derrame de 4 mil barriles de crudo en el río San Juan, algunos pobladores de esa zona han manifestado malestares y problemas relacionados con la piel.

González Alanís afirmó que se mantendrán a la expectativa y al pendiente de la población, además de que la Secretaría espera que no se presenten casos de dermatitis o infecciones.

"Es el interés principal, la no afectación a seres humanos".