Los partidos minoritarios temen albazo de PRI y PAN

El líder de la bancada del Partido Nueva Alianza señaló que los grupos mayoritarios podrían llegar a un acuerdo.
Juan Antonio Rodríguez.
Juan Antonio Rodríguez. (Especial)

Monterrey

Pese a la unión que han tenido con el PRI, el que temor de los partidos chicos de que este partido los abandone parece volverse realidad.

Al menos ese es el sentir del líder de la bancada local de Nueva Alianza, Juan Antonio Rodríguez, quien no descarta que el PRI se sume a la propuesta realizada ayer por Acción Nacional y se preste a un albazo.

Y es que desde que la reforma político-electoral y la nueva ley electoral del estado cayeron en un impasse, el PRI ha apoyado a los partidos Nueva Alianza (Panal), del Trabajo (PT) y de la Revolución Democrática (PRD) en su lucha por no permitir que trascienda la propuesta del PAN de incrementar al doble el porcentaje de votación necesario para acceder a una segunda diputación y regidurías en los municipios por concepto de representación proporcional.

No obstante, ayer Acción Nacional anunció que abandonaría todos los temas que han mantenido detenida la reforma: candidaturas comunes, conformación del Tribunal Estatal Electoral y la repartición de los votos en las coaliciones, con excepción del porcentaje de representación proporcional.

Para Rodríguez González no sería sorprendente que, como ha ocurrido en otras ocasiones, el PRI, con tal de sacar adelante la reforma, se sume a la propuesta del PAN, y abandone a los partidos minoritarios.

"El PRI y el PAN se están comiendo los tiempos y entre ellos nos pueden arrastrar, entre los dos tomar acuerdos y nos pueden sacar la ley electoral y crear un bipartidismo en el estado.

"Hasta en las reformas federales han ido juntos ellos y al final a nosotros solamente nos quieren para completar las mayorías en el Congreso, el PRD al PAN y nosotros al PRI", dijo el líder de la bancada de Nueva Alianza.

Sin embargo, Juan Antonio Rodríguez tampoco descartó que el Partido Acción Nacional continúe buscando que no exista reforma político-electoral en Nuevo León, pues esto podría convenirle, al descartarse con ello las candidaturas independientes.

Asimismo, podría incluir el temor por las alianzas que en su momento podrían entablar PRI y los partidos minoritarios,

"Hay cosas que no vienen en la ley y que ellos metieron, como la candidatura común y la transferencia de votos. A qué le teme el PAN, a las alianzas a la gubernatura, a los independientes o a qué le teme, pero el hecho de no sentarse a la mesa y todo hacerlo por los medios hablan de que tiene miedo.

"Si los partidos minoritarios o la chiquillada, como ellos le llaman, hiciéramos coalición, no va a ser con el PAN y es a lo que le temen, porque piensan que la vamos a hacer con el PRI. Juntos el PT, PRD y Nueva Alianza tenemos más de la mitad de votos de lo que ellos sacaron en la gubernatura", dijo.

El líder de la bancada de Nueva Alianza insistió en que si el PAN insiste en incrementar los porcentajes para acceder a la segunda diputación también deben incrementar los recursos a los partidos políticos, para que sean equitativos, y se den elecciones en igualdad de circunstancias.