ENTREVISTA | POR DANIELA MENDOZA

Raúl Vera López Obispo de Saltillo

Los políticos de la actual generación buscan salir millonarios de su cargo, denunció el sacerdote.

“Ya se acostumbraron a vivir del erario”

El sacerdote habló sobre la situación que se vive en el país.
El sacerdote habló sobre la situación que se vive en el país. (Carlos Rangel)

Monterrey

El obispo de Saltillo, Raúl Vera López, habla fuerte y claro: el fenómeno migratorio en México se debe a las pésimas condiciones que tiene la mayoría de población a vivir plenamente y desarrollarse.

El crimen organizado arrebata las pocas fuentes de empleo y las reformas estructurales solo empeoran las condiciones de los que menos tienen.

Encima de ellos, hay un sistema de deportaciones "caduco y esclavizante" que permite la criminalizacion de los que migran en busca de su sobrevivencia.

¿Cómo percibe la distancia que existe entre el fenómeno migratorio y las instituciones públicas?

Hay un modo de gobernanza donde el enfoque son las personas privilegiadas de la sociedad. No existen las reformas estructurales que le den a los habitantes de este país la oportunidad desarrollarse y crecer.

Lo vemos en un presupuesto donde la mayor parte es gasto corriente, en infraestructura y en orden a que la gente salga y mejore la equidad en México no se asoman, no se tocan.

Otro problema grave es el de la violencia del crimen organizado que están desestructurando las fuentes de trabajo, siguen extorsionando a la gente, abandonan sus negocios; la gente deja sus ranchos productivos porque ya no pueden ir a verlos, esta situación parece que ni la tienen presente, es la carrera por hacer una serie de reformas enfocadas a que esto vaya más atrás.

La reforma federal del trabajo en absoluto es para mejorar la vida de los obreros, absolutamente; la persona humana esta borrada de allí, el centro de la reforma es la productividad.

¿En qué otras reformas se puede percibir esto?

El tema de la reforma educativa que no es tal, eso es una reforma laboral, con el famoso examen, si ya sabemos cómo se manejan los sindicatos, lo que quieren es darles a sus amigos las plazas.

¿Y en la reforma política?

Ni siquiera dejan claro y sancionado el tema de rebase y la punción por los gastos de campaña, la anulación del voto.

Estos siguen gobernando exactamente igual, es una generación que y no puede pensar de otro modo, es una generación de los que ya se acostumbraron a vivir bien, del erario y salir millonarios de los puestos públicos.

¿Señalaba en su charla que el verdadero sentido común y de gobernanza se encuentra en la sociedad civil?

No solo la sociedad civil organizada, tenemos que hacer participar a toda la gente, nada mas la tasajeada que le están dando a la Constitución, estos supuestos emblemáticos cambios que quieren hacerle al articulo 28 para que se puedan quedar particulares con lo que hasta este momento ayudaba a vivir al 40 por ciento de los mexicanos,

Tienen al 50 por ciento de la población en el trabajo informal, quieren sacar impuestos de un trabajador al que le pagan 60 pesos, que puede pagar.

¡Todo lo hacen al revés! De veras vamos a acabar invadidos.