Cambian petróleo por gas natural en producción de aceite automotriz

Este lubricante, dijeron, propicia un menor consumo de combustible, disminuyéndolo 3%.
El anuncio fue realizado por Jonathan Briceño, de Shell América Latina.
El anuncio fue realizado por Jonathan Briceño, de Shell América Latina. (Carlos Rangel)

Monterrey

La dependencia al petróleo podría quedar atrás, al menos en lo que respecta a producción de lubricante para automóviles. La tendencia en algunos años se inclina a que estos se produzcan a partir de gas natural.

Jonathan Briceño, gerente de mercadotecnia para América Latina de Shell, detalló que la empresa se dio a la tarea de crear este producto, al que bautizaron como Pennzoil Platinum, utilizando un aceite base cristalino, que se obtiene a través de un proceso donde el metano al separarse del gas natural reacciona con oxígeno para producir otro gas que luego es transformado en liquido.

Este es procesado y destilado, lo que da como resultado un lubricante para motor con mejores propiedades que los aceites convencionales hechos a base de petróleo, que además propicia un menor consumo de combustible logrando una reducción del 3 por ciento o bien mil 200 kilómetros.

"Pennzoil Platinum es la más importante innovación de los últimos 40 años en aceite sintético para motor. Estamos preparando el camino para nuestra industria al ofrecer modernos e innovadores aceites sintéticos hechos de gas natural", señaló Briceño.

A la empresa le costó la creación de 3 mil 500 patentes y una inversión de 18 mil millones de dólares, pero finalmente Pennzoil Platinum ya se encuentra en el mercado internacional y puede ser encontrado en diferentes puntos de venta en Nuevo León.

Utilizar gas natural para la elaboración del lubricante no solo trae beneficios y alarga la vida del automóvil, aseguró Briceño, también acarrea beneficios económicos y baja los costos de producción de la empresa, aunque a largo plazo, considerando la millonaria inversión que debió hacer para poder arrancar con el proyecto.

Además de que protege el motor del coche, lo mantiene más limpio y consume menos aceite, lo que representa un ahorro para el consumidor.

"Para producir con petróleo tenemos muchas refinerías. Para producir con gas solo una a nivel comercial. Al principio es más costoso, pero con el tiempo sabemos que este tipo de tecnología va a ser de economía masiva para todo el mundo.

La empresa presume este producto como su máxima innovación, sin embargo falta que el público muestre interés por acceder a productos sintéticos más amigables con el medio ambiente.

"Va a ser la tendencia de Shell. La de Shell, porque le apostamos a esto, a la revolución del mercado de lubricantes y estamos convencidos. Que otros nos sigan, allá hechos pero esto viene a revolucionar el mercado de lubricantes", aseguró Briceño.

Aunque por el momento, producir a base de gas natural, se está intentando aplicar esta innovación en el resto del portafolio de la empresa Shell, no solo para consumidores sino en el segmento industrial también.

En Nuevo León ya puede ser encontrado Pennzoil Platinum, en al menos 3 mil 500 puntos de venta que incluye supermercados y refaccionarias, ya que es distribuido por CISA, socio comercial de distribución de Shell en México.

Cabe señalar que Pennzoil Platinum es fabricado en la planta de Shell en Qataar, donde se producen 30 mil barriles diarios, o lo equivalente a un millón de toneladas por año, mismos que son distribuidos en todo el mundo.

La novedad

-La producción de este lubricante implicó la creación de 3 mil 500 patentes y una inversión de 18 mil millones de dólares a la empresa Shell, detalló Jonathan Briceño, gerente de mercadotecnia para América Latina.

-El aceite, producido en Qatar, es el primero de su línea en hacerse con gas natural, aunque la empresa ha dado a conocer que están tratando de incluir esta innovación en todo su portafolio.

-Pennzoil Platinum puede ser adquirido en al menos 3 mil 500 puntos del área metropolitana de Monterrey, incluyendo refaccionarias y supermercados.